18 de febrero de 2020 18/2/20

460 personas han registrado sus voluntades anticipadas en el Hospital de Elda

  • El centro registró el pasado año 121 nuevos documentos

  • Los usuarios pueden inscribir el documento en el Servicio de Atención al Paciente del Hospital

  • El Registro Nacional de Instrucciones Previas permite consultar el contenido del documento desde cualquier comunidad autónoma

Un total de 460 personas han registrado el documento de Voluntades Anticipadas en el Hospital de Elda desde octubre de 2005, cuando el centro sanitario comenzó a realizar la formalización de estos documentos.

Concretamente, en 2009 fueron 121 los ciudadanos que realizaron el registro de voluntades anticipadas en el Servicio de Atención e Información al Paciente del Hospital de Elda, cifra que se ha sumado a los 340 existentes hasta comienzos de ese año.

Respecto a la procedencia de los documentos registrados en el Hospital de Elda destacan los inscritos por el colectivo de Testigos de Jehová y la Asociación contra el Cáncer. No obstante, también existe un alto porcentaje de inscripciones de personas que no pertenecen a ningún colectivo.

El Servicio de Atención al Paciente (SAIP) del Hospital de Elda es el punto de registro más cercano para los ciudadanos del Alto y Medio Vinalopó. No obstante, la formalización se puede realizar ante notario o en cualquiera de los otros 33 puntos disponibles en la Comunitat Valenciana. Estos son los servicios centrales de la Conselleria de Sanitat, las Direcciones Territoriales de Valencia, Alicante y Castellón, y los Servicios de Atención al Paciente de todos los hospitales públicos de la Comunitat.

Desde enero de este año la inscripción de este documento ofrece una ventaja añadida, puesto que el Registro de Voluntades de la Comunitat Valenciana se encuentra conectado al Registro Nacional de Instrucciones Previas (RNIP). Así, el documento de un ciudadano que lo haya registrado en la Comunitat podrá ser consultado desde cualquier otra comunidad autónoma que haya realizado la conexión al mismo.

El documento de Voluntades Anticipadas permite al ciudadano decidir de forma consciente y reflexionada qué tipo de cuidados desea recibir en caso de una enfermedad en fase terminal, cuál será el destino de sus órganos, o quién le representará ante el equipo sanitario cuando, una vez perdida la conciencia, sea necesario interpretar sus deseos o haya que decidir sobre el tratamiento médico a aplicar.

De este modo, el usuario puede decidir que su vida no se prolongue cuando la situación sea irreversible, que no le apliquen medidas de soporte vital, que se le preste una asistencia necesaria para proporcionarle un digno final de su vida con el máximo alivio del dolor o que no se le someta a tratamientos complementarios o terapias no contrastadas.

Subir