23 de septiembre de 2020 23/9/20

La UCA de Elda registra 144 nuevas solicitudes a tratamiento durante el primer semestre de este año

  • Disminuye un 7% el número de solicitudes a causa de la adicción al alcohol

  • La adicción a la cocaína, al alcohol y al cannabis continúan como las más tratadas

La Unidad de Conductas Adictivas (UCA) de Elda, que ofrece tratamiento a causa de la adicción a alguna sustancia, registró durante el primer semestre de 2009 un total de 144 nuevas solicitudes a tratamiento, lo que supone tres casos más que en el mismo periodo del año anterior.

Este incremento pone de manifiesto que cada vez son más los ciudadanos que deciden de forma voluntaria solicitar ayuda profesional para superar la adicción a alguna sustancia.

En este sentido, los datos reflejan que se ha producido un descenso del 7% de las notificaciones registradas a causa de la adicción al alcohol, pasando de suponer el 30% en el año 2008 a situarse en el 23%.

Por otra parte, respecto a los nuevos casos admitidos a tratamiento se ha detectado un incremento de las solicitudes a causa de la adicción a la cocaína, que aumentan un 5% respecto al mismo periodo del año anterior, pasando del 36% de los casos al 41%.

Asimismo, el consumo de cannabis representa la tercera sustancia por la que se solicita tratamiento en la UCA de Elda. De hecho, supone el 21% de los nuevos casos y se ha detectado un aumento de más de un 6% respecto al pasado año, situándose próxima a igualar las demandas por alcohol. La ludopatía ha supuesto el 5% de los nuevos usuarios, la heroína el 3,5% al igual que el tabaco y las drogas de diseño, menos de un 1%, con sólo un paciente.

Respecto al sexo de los nuevos pacientes, se mantiene la tendencia habitual. Un 80% de los tratamientos fueron solicitados por hombres y un 20% por mujeres.

Por su parte, la UCA ha registrado un aumento del 10% en el número de readmisiones, que ha pasado de 77 casos en 2008 a 85 este año.

Finalmente, los casos de orientación familiar son aquellos en los que primero acude un familiar para pedir información y asesoramiento, por tener sospechas de que algún miembro de su familia puede estar consumiendo drogas, o sabiendo que el consumo existe cuando el sujeto no quiere acudir a tratamiento y acuden los familiares para su orientación. La UCA registró 17 casos nuevos de orientación familiar de enero a junio, reduciendo el número del pasado año, cuando estos ascendían a 31.

Subir