elperiodic.com
SELECCIONA IDIOMA
Valencià

El Hospital de Dénia instala “cabeceros inteligentes” que recogen información sobre el estado del paciente

El Hospital de Dénia instala “cabeceros inteligentes” que recogen información sobre el estado del paciente  - (foto 1)
  • Se trata de una experiencia piloto de la empresa de I+D que ha desarrollado el sistema

  • La firma ha elegido el Hospital de Dénia por considerarlo uno de los más avanzados tecnológicamente de España

El hospital de Dénia ha instalado la tecnología IBEDS en dos de sus 206 habitaciones. Se trata de una experiencia piloto que facilita y automatiza parte de las funciones de la enfermería, como son la recogida de signos vitales de los pacientes.

El IBEDS es una solución tecnológica que consta de un mini-ordenador que se instala en el cabecero de la cama. El ordenador está dotado de una pantalla o interfaz que recoge de manera constante, o a demanda, a través de unos sensores biométricos, datos sobre el estado del paciente. Los datos los proporcionan los aparatos que lleva integrados el cabecero de la habitación: tensiómetro, glucómetro, electrocardiógrafo, termómetro, etc.

Normalmente estas mediciones las realiza a pie de cama la enfermera a la que se le asigna la habitación. En el hospital de Dénia, el registro de estos datos puede también realizarse con un tablet PC (ordenador portátil con pantalla táctil) pero la enfermera ha de transcribir los datos que recoge manualmente.

Con la nueva solución informática no sólo se consiguen recoger todos estos datos de manera automática, evitando la transcripción y reduciendo la posibilidad de error, sino que se envían en tiempo real al sistema informático central del hospital para que los asocie a la historia clínica digital de cada paciente.

Tanto la recogida de los datos biométricos como el envío de los mismos al ordenador central del hospital se puede realizar mediante wireless-bluetooth, Wifi, Zigbee o cable.

La tecnología que se está probando en la planta del hospital de Dénia tiene la particularidad de que es la única capaz de integrar todos los datos biométricos que se recogen de cada uno de los aparatos de medición, en un mismo documento o nota clínica que, a su vez, es enviada al ordenador central del hospital donde, además, se asocia a la historia clínica del paciente.

A partir de ese instante, el ordenador central reenvía la información a los tablets de la enfermería para que el resto de profesionales asistenciales tengan actualizado el formulario de recogida de signos vitales del paciente.

El hospital de Dénia ha colaborado en la primera fase del desarrollo de este software. La empresa ahora trabaja en una segunda fase que, pasa por dotar a las pantallas de ordenador que se instalan en el cabecero, de contenidos extra destinados al uso del paciente. De esta forma, y en un futuro próximo, se podrá desde navegar por Internet, jugar a un videojuego o regular la temperatura o la intensidad de la luz de su habitación.

El nuevo cabecero inteligente se postula como una solución de futuro dado el creciente envejecimiento de la población que se prevé para las próximas décadas.

En cualquier caso, hay que señalar que no se trata de una sustitución de la enfermería tradicional por “enfermeras inteligentes” sino una ayuda al trabajo diario que éstas realizan. Hay que tener en cuenta que tan importante es utilizar la tecnología al servicio de la medicina como conseguir hospitales cada día más humanizados.

Subir