29 de noviembre de 2020 29/11/20

El Centro Sanitario Integrado de Dénia se convierte en un edificio con el mínimo impacto medioambiental

El Centro Sanitario Integrado de Dénia se convierte en un edificio con el mínimo impacto medioambiental - (foto 1)
  • El césped artificial ahorra hasta 3.500 litros de agua diarios en riego

  • Luz natural para iluminar todas las estancias

MÁS FOTOS
El Centro Sanitario Integrado de Dénia se convierte en un edificio con el mínimo impacto medioambiental - (foto 2)
El nuevo Centro Sanitario Integrado (CSI) de Dénia se ha construido y dotado siguiendo una exhaustiva política medioambiental para conseguir el menor impacto posible en el medio ambiente, a la vez que un considerable ahorro energético.

Diariamente se dejan de consumir 3.500 litros de agua ya que los 500 metros cuadrados de césped artificial utilizado en el jardín interior del centro sanitario no requieren de riego ni prácticamente mantenimiento alguno.

El ajardinamiento del patio central se ha concebido como un xerojardín, con especies que requieren de escasa irrigación.

De este modo, los árboles elegidos para el patio central, la variedad de palmeras Roystoneas Regias, son de bajo consumo. Cuando son jóvenes solo necesitan agua cada dos o tres semanas y, llegadas a la edad adulta, pueden sobrevivir con el agua de lluvia.

El resto del jardín está compuesto por grupos de maceteros con diferentes tipos de cactus que requieren muy poca agua y mantenimiento.

Grandes cristaleras y orientación al Este
En la reforma del edificio, se han diseñado grandes aperturas para la entrada de luz natural y aire. De esta forma, el consumo de energía eléctrica se reduce notablemente, no sólo para iluminar los espacios sino que, durante los meses de climatología más benigna, el edificio está ventilado y apenas requiere de consumos para la climatización.

Por su orientación, la mayor parte del edificio del Centro Sanitario Integrado de Dénia recibe la incidencia de los rayos solares durante buena parte de la mañana, ya que está orientado al este.

La mitad de las consultas reciben directamente la radiación solar durante la mañana, lo que ahorra en costes energéticos durante los meses más fríos. Sin embargo, para el período estival, se han acondicionado una serie de parasoles que se accionan automáticamente con los registros de radiación solar o los valores que le proporciona el anemómetro (fuerza del viento)

Rampa más accesible
Dada la gran accesibilidad a la planta alta del centro sanitario, el uso del ascensor se reduce notablemente.

Una gran rampa preside la entrada y el frontal del patio interior, por lo que éste elemento arquitectónico se convierte en el eje central de conexión entre las distintas dependencias del edificio.

Bombillas bajo consumo y rociadores de agua
La escasa energía eléctrica que se consume para iluminación está alimentada por bombillas de bajo consumo y tubos fluorescentes.

Los grifos en los sanitarios y en algunas de las consultas están provistos de rociadores de agua que optimizan su consumo.

Además, en la reforma se ha modificado todo el sistema de fontanería sustituyendo las antiguas canalizaciones por otras nuevas que optimizan el consumo de agua.

Ahorro en papel y radiografías
La integración digital de la historia clínica del paciente evita papeles innecesarios. Toda la documentación sobre el historial sanitario del paciente está asociada a su número de SIP.

Además, ya desde el momento de la entrada en funcionamiento del nuevo punto asistencial, las pruebas diagnósticas practicadas en el hospital también se pueden consultar desde cualquier terminal del Centro Sanitario Integrado, por lo que se anulan las radiografías, compuestas por metales pesados y altamente contaminantes, como el plomo.

Subir