24 de febrero de 2021 24/2/21

Se inicia la vacunación contra la Covid-19 en la Residencia Municipal de Personas Mayores de Cullera

Se inicia la vacunación contra la Covid-19 en la Residencia Municipal de Personas Mayores de Cullera - (foto 1)
  • El centro ha sido un modelo de gestión y no ha sufrido ningún contagio desde el inicio de la pandemia

Las persones residentes y personal trabajador de la Residencia Municipal de Personas Mayores Dependientes de Cullera ya están vacunados contra la Covid-19. Se trata de las primeras y primeros cullerenses que reciben esta primera dosis en la localidad.

En total, entre trabajadoras y residentes, son 55 vacunados, y ahora, tendrán que esperar 20 días para recibir la segunda vacuna. A esta cifra hay que sumar los 72 residentes y 46 trabajadores que también se han vacunado hoy mismo del Centro Residencial Cap Blanc. Esto supone más de 170 personas vacunadas en el primer día en Cullera.

Previamente a decretarse el estado de alarma por la entrada de la Covid-19 en España, el Ayuntamiento de Cullera ya se anticipó antes de que existiera ningún caso de coronavirus en el municipio y tomó una serie de medidas preventivas. Entre otras estuvo la de restringir el acceso a esta residencia y limitarlo exclusivamente al personal del centro y personal sanitario. Precisamente, la Residencia Municipal de Personas Mayores de Cullera no ha contabilizado ningún caso de contagio por Covid-19.

El inicio de este periodo de vacunación coincide con las cifras preocupantes que la comarca y la Comunidad Valenciana presentan a estas alturas. En Cullera, a pesar de que cuenta con una de las tasas más bajas de la comarca, el número de contagios también ha aumentado considerablemente en los últimos días convirtiéndose en la tasa más alta desde el inicio de la pandemia.

Por eso, el alcalde de Cullera, Jordi Mayor, ha incidido en la necesidad de que «no tenemos que bajar la guardia y cumplir las directrices y medidas que marcan las autoridades sanitarias y la mejor herramienta que tenemos para la prevención de esta enfermedad no es otra que la responsabilidad individual y colectiva».

Subir