30 de noviembre de 2020 30/11/20

Cullera supera el 50 % de ocupación en agosto pese a la pandemia

Cullera supera el 50 % de ocupación en agosto pese a la pandemia - (foto 1)
  • El sector turístico planta cara y rebasa las expectativas en un año complejo

Cullera planteaba 'Un verano como los de antes' para hacer frente a los efectos de la Covid-19 y aunque las cifras de ocupación no han sido, como ya se intuía, las de los últimos veranos cuando se alcanzaron máximos históricos, finalmente los resultados han presentado unas cifras mejores de las esperadas. La localidad superó el 50 % de ocupación durante el pasado mes de agosto, el mes por excelencia para el principal sector económico de la ciudad, según ha informado hoy la concejalía de Turismo a partir de los datos facilitados por las empresas de alojamiento.

Así pues, la estrategia de promoción turística de la ciudad parece haber dado sus frutos «pese a que hace tan solo tres meses nadie creía que podría ni siquiera haber turismo en un año tan complejo como este», ha valorado la concejala de Turismo de Cullera, Débora Marí.

Aunque la cifra representa una caída cercana a los 40 puntos respecto al mismo mes del año pasado, Marí estima que en la línea de lo ocurrido en julio que el retroceso es menor de lo esperado.

Para la responsable del área de Turismo, esto demuestra que Cullera se ha consolidado como una de las ciudades de referencia en el contexto de la nueva normalidad por el «esfuerzo que tanto el sector como la Administración pública hemos hecho para garantizar que somos un destino seguro».

El alquiler de apartamentos es el que mejor ha funcionado en estos tiempos de pandemia. Así, las empresas de pisos turísticos han notificado cerca de un 65 % de ocupación pese a las incertidumbres y cancelaciones que se produjeron antes del inicio del mes cuando los rebrotes empezaron a aparecer en toda la geografía española.

«El visitante se ha inclinado más por un tipo de alojamiento que le garantizaba al máximo tener un menor contacto social», indica Marí.

También los apartahoteles han presentado una cifra más que aceptable acercándose al 60 % de ocupación, guarismo similar al que notifican desde el camping en cuanto a las parcelas de caravanas y bungalows.

El escollo esta vez se ha encontrado en los hoteles, que se han quedado en cifras superiores al 45 % pero muy lejos de colgar el cartel de lleno como había ocurrido en los veranos anteriores.

La capital turística de la Ribera ha recibido numerosos visitantes los fines de semana, donde se han vuelto a registrar colas de tráfico para acceder a la ciudad.

El esfuerzo promocional de este año ha sido mayor, destaca la concejala de Turismo. «La campaña 'Un verano como los de antes' ha transmitido el mensaje de que en Cullera se puede disfrutar de las pequeñas grandes cosas de la vida, como dar un paseo por la playa, tomarse algo en una terracita o reencontrarse con los viejos amigos y además hacerlo con seguridad porque hay un ayuntamiento y un sector comprometidos en garantizar las medidas preventivas necesarias.

Apuesta por la seguridad

Dada la situación actual, y siendo la seguridad uno de los factores clave para atraer al turismo, el ayuntamiento seguirá trabajando en la aplicación de acciones que mantengan a Cullera en su estatus de destino seguro.

Esta apuesta por la seguridad se ha visto reconocida por los organismos certificadores. Recientemente, el Castillo de Cullera ha obtenido el certificado de buenas prácticas avanzadas por parte del Sicted, de la Secretaria de Estado de Turismo, para la reducción del riesgo de contagio por coronavirus.

Además, este verano las playas de Cullera han conseguido situarse entre las más seguras de toda España. Así lo ha catalogado el Instituto de Calidad Turística Española certificando con el sello «Safe Tourism Certified» ocho de sus arenales.

Concretamente, esta distinción la han recibido las playas de San Antonio, Racó, Dosel, El Marenyet, Escollera, Cap Blanc, Olivos y Faro.

El sello «Safe Tourism Certified» es una distinción que evalúa, identifica y determina la implantación de medidas de seguridad frente a la Covid-19 en las playas de todo el territorio nacional. Así, con este se ratifica que las playas de la capital turística de la Ribera cumplen los requisitos de prevención y seguridad, limpieza, señalización y bienestar de usuarios y bañistas para frenar el riesgo de propagación del coronavirus.

Subir