27 de febrero de 2021 27/2/21

Cullera repara el segundo boquete que amenazaba la Isla de los Pensamientos

Cullera repara el segundo boquete que amenazaba la Isla de los Pensamientos - (foto 1)
    MÁS FOTOS
    Cullera repara el segundo boquete que amenazaba la Isla de los Pensamientos - (foto 2)

    Los vecinos de la Isla de los Pensamientos de Cullera ya pueden respirar tranquilos. Estos días se ha procedido a la reparación del segundo boquete que amenazaba este punto de la costa.

    El agujero, de considerables dimensiones y gran profundidad, se había originado hace algunos años fruto de la erosión del mar; las autoridades locales temían que parte del pavimento afectado se hundiera.

    El alcalde de Cullera, Jordi Mayor, y el concejal de Servicios Exteriores, Salva Tortajada, han visitado el lugar para comprobar sobre el terreno la realización de los trabajos, desarrollados por la Demarcación de Costas de Valencia a petición del consistorio.

    El boquete se ha tapado con hormigón y además se ha reforzado con una escollera de protección, anteriormente inexistente, según ha detallado Tortajada. «Esto nos dará más tranquilidad», defiende el responsable municipal.

    Con esta medida se pretende minimizar los efectos de la erosión marítima, especialmente durante episodios de fuertes temporales. «El mar golpeaba directamente en el muro y eso provocaba un desgaste importante, que ahora se reducirá», apunta el concejal.

    El agujero formado sobre una calle peatonal se emplazaba en la playa del Coloso, frente al edificio Panorama. Tenía dos metros de diámetro, aproximadamente, y la profundidad hacía temer que el pavimento acabara cediendo.

    Hace casi un año, el gobierno local ya reparó otro boquete originado en otro punto de la Isla. En esa ocasión, tuvo que hacerse con recursos del Plan de Inversiones Sostenibles de la Diputación de Valencia. Aquel agujero era todavía más considerable y fue la primera de las prioridades de actuación en la zona.

    La preocupación entre el vecindario era palpable. «Cuando entramos a gobernar, fue una de las prioridades que nos marcamos porque temíamos que el problema fuera a más. Ahora lo hemos solucionado y vamos a seguir trabajando en la mejora y reparación de otras infraestructuras en esta zona», concluye Tortajada.

    Subir