25 de noviembre de 2020 25/11/20

Cullera reduce a la mitad la deuda municipal

Cullera reduce a la mitad la deuda municipal - (foto 1)

    Cullera habrá reducido a la mitad la deuda municipal a finales de este año. Lo ha avanzado hoy el alcalde de la ciudad, Jordi Mayor, quien ha señalado que cuando acabe este ejercicio el municipio deberá a los bancos 19 millones de euros, lejos de los 40 millones que llegó a acumular en 2012.

    Esto supondrá que el ayuntamiento se sitúe en un índice de endeudamiento del 59 %, muy lejos del 181,59 alcanzado hace seis años en el peor momento de la crisis de deuda municipal que llevó al consistorio a la intervención por parte del Ministerio de Hacienda con un durísimo plan de ajuste el cual eliminó de raíz la autonomía municipal.

    Esta cifra del 59 % representa el nivel de deuda más bajo en décadas en la capital turística de la Ribera. La mayor reducción de la deuda se ha producido desde 2015, año en que el nuevo equipo de gobierno tomó posesión. Desde entonces se han pagado 15,4 millones de euros a los bancos en concepto de amortización de préstamos y 1,4 millones por los intereses de los mismos.

    «Con esos 15,4 millones se podrían haber hecho nuevos los cuatro colegios públicos de Cullera y con el coste de los intereses que le hemos 'regalado' a los bancos por la mala gestión del anterior gobierno del PP se podrían haber firmado 355 contratos de cuatro meses de la Bolsa Social de Empleo», ha ejemplificado el alcalde para ilustrar el coste que tiene la deuda para los cullerenses.

    Mayor ha resaltado que el actual equipo de gobierno (PSPV-PSOE / Compromís) ha pagado más deuda de lo previsto gracias a los buenos resultados económicos en los presupuestos liquidados, que se han saldado todos con superávit. Solo este año se han amortizado 6,6 millones de euros a las entidades financieras.

    El primer edil ha puesto en valor que todos los indicadores económicos del ayuntamiento han mejorado notablemente estos tres últimos años «gracias al esfuerzo de los ciudadanos con sus impuestos y a un gobierno que gestiona los recursos públicos de forma eficiente y responsable».

    En ese sentido, ha recordado que el principal problema del Ayuntamiento de Cullera era y es la deuda y asegura que el resultado de la gestión del ejecutivo local en esta área es inapelable. «Los resultados económicos obtenidos son el mejor aval a nuestra gestión», ha recalcado.

    No obstante, la máxima autoridad local ha indicado que todavía se debe mucho dinero y recuerda que el plan de ajuste está en vigor, con todas las restricciones que conlleva. Al respecto, ha manifestado su esperanza de que el nuevo Gobierno de España «abra más la mano» con los ayuntamientos y permita que el superávit se pueda destinar a inversiones y no exclusivamente al pago de la deuda.

    Fortaleza del pacto

    Mayor, quien ha comparecido en rueda de prensa flanqueado por la primera teniente de alcalde, Sílvia Roca, y el quinto teniente de alcalde, Hugo Font, ha defendido la fortaleza del actual pacto de gobierno entre socialistas y Compromís.

    «Los resultados económicos reflejan que el pacto funciona y es incuestionable. Estamos trabajando juntos muy bien y muy agusto. Se han dejado a un lado los partidos y hemos puesto por delante los intereses del pueblo», ha dicho Jordi Mayor.

    Font, por su parte, ha incidido en esta idea al remarcar que el acuerdo gubernamental «tiene una marcada solvencia, no hay ningún problema en el equipo de gobierno».

    El portavoz de Compromís ha expresado su deseo de que «se pudieran hacer muchas más cosas, pero si no se logran no es porque no trabajemos conjuntamente sino por la falta de recursos» que se destinan al pago de la deuda. Por ello, ha insistido en reclamar una mejor financiación municipal.

    Subir