1 de marzo de 2021 1/3/21

Cullera pone en marcha un servicio de orientación laboral

  • La oficina asesorará a 240 desempleados del municipio con itinerarios personalizados para buscar empleo o mejorar su formación

El Ayuntamiento de Cullera acaba de poner en marcha un nuevo servicio de orientación laboral dirigido a los desempleados de la población. Los usuarios recibirán una atención personalizada que les ayudará a buscar trabajo y a mejorar su formación profesional, incrementando sus posibilidades de inserción laboral.

El objetivo de este servicio es incrementar las posibilidades de los parados de larga duración del municipio, según ha explicado hoy el alcalde, Jordi Mayor. «Es un paso más que damos en nuestra apuesta por las políticas activas de ocupación, pese a que no es una competencia municipal. Dentro de nuestras posibilidades, vamos a seguir haciendo frente al principal problema que tiene Cullera, el paro», ha detallado, «y la orientación y la formación son dos aspectos fundamentales, especialmente porque contamos con una gran bolsa de parados de larga duración que necesitan ayuda directa de la Administración para poder superar esa situación».

El servicio municipal de orientación laboral diseñará itinerarios personalizados de forma que la atención se adapte a las necesidades de cada demandante. Por un lado, habrá acciones colectivas con reuniones grupales y, por otro, se llevarán a cabo atenciones individuales.

La puesta en marcha de este nuevo servicio se ha efectuado gracias a una subvención del Consell y se han contratado dos orientadoras por un período de ocho meses.

La previsión es que se pueda atender a 240 demandantes, enviados directamente por el Servef. De hecho, aquellas personas interesadas en el servicio de orientación deben estar inscritas en la oficina de empleo y solicitarlo allí mismo.

El nuevo gobierno de Cullera ha llevado a cabo diversas acciones para luchar contra la problemática del paro. La más importante es la bolsa social de empleo, enfocada a los colectivos en riesgo de exclusión, a la que se ha destinado en 2016 alrededor de medio millón de euros. Además, se puso en marcha un taller de empleo con el que se mejoraron parques y jardines y se han llevado a cabo diversos planes temporales de contratación como el plan de empleo conjunto o las contrataciones del Emcorp.

El nivel de paro registrado en Cullera se sitúa ahora por debajo de los niveles de 2009. El pasado mes de noviembre eran 1.946 los cullerenses demandantes de empleo. En la ADL calculan que de ellos 1.000 son parados de larga duración.

Subir