22 de octubre de 2020 22/10/20

Solo se revisarán dos ordenanzas fiscales para el ejercicio 2021

Solo se revisarán dos ordenanzas fiscales para el ejercicio 2021 - (foto 1)
  • La actualización del IBI al 0,72% mantendrá la tasa por debajo de otros municipios del entorno con tamaño y características similares como Petrer, San Juan, Aspe o Novelda y se equipara al porcentaje que aplicó el anterior gobierno en el año 2015

MÁS FOTOS
Solo se revisarán dos ordenanzas fiscales para el ejercicio 2021 - (foto 2)

El Ayuntamiento de Crevillent anuncia una actualización de la tasa de basura y del IBI para el ejercicio de 2021. Este último pasará a una tasa del 0,72%, manteniéndose por debajo de otros municipios del entorno de similares características y tamaño como Petrer, San Juan de Alicante, Aspe o Novelda.

El Plan Económico Financiero, encargado por el Consistorio y llevado a cabo por una asesoría externa, ha puesto de manifiesto la necesidad de equiparar los tributos al resto de municipios aldeaños, con el objetivo de poder reforzar algunas partidas presupuestarias de aquellas áreas que presentan carencias y para hacer frente a los imprevistos originados por la crisis sanitaria, así como para cubrir gastos como la subida del coste del Consorcio de Basuras y afrontar deudas pendientes como el pago de 371.000 € a Hidraqua o la indemnización a la empresa Tecopsa por las obras de la Ciudad Deportiva, que llevan arrastrándose varios años, entre otros.

Para ello, se han marcado dos modificaciones en el Impuesto sobre Bienes Inmuebles. En primer lugar, en la Bonificación del IBI para las familias numerosas se introduce un factor de ponderación que corrige una situación de desigualdad, ya que se aplicaba el mismo porcentaje de bonificación para todos con independencia del valor catastral de la vivienda. Con esta corrección el porcentaje de bonificación disminuirá a medida que el valor catastral de la vivienda va aumentando, contribuyendo así a una redistribución de la renta. Mientras que por otro lado se aplicará un tipo de gravamen del 0,72%, volviendo al nivel del tipo de gravamen que aplicó el anterior gobierno el año 2015.

Por otra parte, el incremento considerable de los costes producidos, tanto de los costes indirectos como de los costes directos en la recogida y valorización de los residuos sólidos (pasando de 1.514.243 euros en 2017 a 2.057.765 euros en 2020 y suponiendo un aumento de alrededor de 230.000 euros), hace necesario un aumento en la tarifa, que se verá reflejado en el recibo con un coste aproximado de 18 € al año.

Según explica el concejal de Economía y Hacienda, Gregorio Díaz-Marta, este planteamiento servirá para asemejar el porcentaje de ingresos al de otras localidades, manteniendo la solvencia económica y financiera y garantizando el cumplimiento de los compromisos. De esta forma, además, podrán reforzarse servicios como la limpieza y el mantenimiento de las vías públicas y los solares, el desbroce de caminos o la implantación de una ambulancia que haga de refuerzo en las emergencias.

 

Subir