16 de septiembre de 2019 16/9/19

Crevillent vive una explosión de luz, color, pólvora y música

Crevillent vive una explosión de luz, color, pólvora y música - (foto 1)
  • Los Moros y Cristianos de esta localidad acogen este fin de semana sus desfiles mayores

  • La fuerte presencia femenina, el peso histórico o la fraternidad al no haber vencedores ni vencidos, características de estas fiestas declaradas de Interés Turístico Nacional

MÁS FOTOS
Crevillent vive una explosión de luz, color, pólvora y música - (foto 2)
Crevillent vive una explosión de luz, color, pólvora y música - (foto 3)

Crevillent está de fiesta. La localidad alicantina vive todo el mes inmerso en las fiestas de Moros y Cristianos pero desde este viernes comienzan los días grandes con una explosión de luz, color, pólvora y música en cada uno de los desfiles que recorrerán las calles durante este fin de semana.

Las fiestas de Moros y Cristianos se celebran en honor al patrón de la localidad, San Francisco de Asís, el primer fin de semana de octubre. Una celebración de mucha tradición y con gran popularidad que fue declarada en junio de 2005 Fiesta de Interés Turístico Nacional.

Los crevillentinos preparan ya sus mejores galas y atuendos para empezar a desfilar en sus respectivas comparsas. Así, este viernes 6 de octubre comienza el primer día grande de las fiestas con la Entrada Infantil, a partir de las 18:30, en un anticipo a la Embajada al Ra'is ante el Castillo Moro de Crevillent.

El sábado 7 de octubre será el turno del bando moro, que comenzará con el primer pasacalles oficial festero y, a las 18:30 vivirá el momento álgido con la Entrada del bando moro, presidida por Beduinos. También tendrá lugar el Concurso de Cabos de las filàs masculinas.

El domingo 8 de octubre será el día del bando cristiano y se celebrará el segundo pasacalles festero y la Entrada Cristiana capitaneada por la comparsa Dragones. El 9 de octubre será el día dedicado a los alardos y a la Embajada al Rey Don Jaime I y el 10 de octubre, martes, tendrá lugar la procesión festera en honor al patrón de Crevillent dando punto final a los Moros y Cristianos del 2017.

Desfiles con la mujer como protagonista

En los desfiles mayores destaca la elevada participación femenina, protagonismo que se ensalza aún más con la belleza, cargo que bajo distinta denominación ostenta una dama por cada comparsa (Astures, Almogávares, Beduinos, Benimerines, Berberiscos, Caballeros del Cid, Dragones, Marroquíes, Omeyas, Moros Vells, Maseros y Castellano-Leonesa) y sobre todo sus Embajadas basadas en un hecho ocurrido en Crevillent en el siglo XIII (según La Crónica de Jaime I el Conquistador).

Una original circunstancia que destaca porque no hay vencedores ni vencidos y se constituye así un símbolo de fraternidad y tolerancia entre ambas comunidades, Mora y Cristiana.

Los Moros y Cristianos lo conforman doce comparsas. El bando moro con sus Berberiscos, Omeyas, Marroquíes, Viejos Tuaregs y Benimerins, estarán capitaneados por los Beduinos y desfilarán el sábado 7 de octubre. Por su parte, el cristiano, está compuesto por seis comparsas con Guerreros Astures, Almogávares, Maseros, Caballeros del Cid y Castellano Leonesa, todas ellas capitaneadas por las tropas de los Dragones de San Jorge. Su turno será este domingo 8 de octubre.

Más de medio centenar de historia

Los Moros y Cristianos de Crevillent se celebran desde el año 1965. Más de cincuenta años de historia de unas fiestas que están declaradas de Interés Turístico Nacional desde el año 2005. La  Asociación de Fiestas de Moros y cristianos, San Francisco de Asís, es la encargada de su organización.

Entre las características que la hacen una fiesta única es la elevada participación femenina, su fuerte peso histórico así como la fraternidad que se respira al no haber ni vencedores y vencidos.

ocultar
Crevillent vive una explosión de luz, color, pólvora y música
Subir