28 de enero de 2021 28/1/21

El COVID-19 marca el estricto protocolo de seguridad de una travesía a nado en Gandia sin precedentes

Momento de la salida en la travesía del pasado verano
Momento de la salida en la travesía del pasado verano
  • Los participantes deberán llevar mascarilla obligatoriamente hasta un minuto antes de tocar el agua en la salida de la prueba

La XVIII Volta a L'Escullera que se celebra en Gandia el próximo día 15 de agosto se va a convertir en la primera travesía que se lleva a cabo en la Comunitat Valenciana después de la época más difícil del confinamiento por la pandemia del Coronavirus.

Es por esto por lo que el protocolo de seguridad para garantizar las nuevas medidas sanitarias ha sido elaborado con rigurosidad por la organización del evento deportivo. Se han tenido que ceñir a lo estipulado por las autoridades competentes, por lo que la primera medida a adoptar ha sido la bajada del número de participantes hasta la mitad respecto a las inscripciones de años anteriores. En esta edición solo podrán competir un total de 300 personas, mientras que la del verano anterior fue de casi 600. A día de hoy, cuando hace apenas unas horas que se ha abierto el plazo de inscripciones, ya han más de 125 participantes apuntados y que tienen su dorsal asegurado para encarar la línea de salida en apenas una semana.

Otra de las medidas que se deberá cumplir sin excepción en la prueba es la del uso de la mascarilla, que será obligatoria para los participantes desde el momento que se aproximen a la zona de entrega de chips hasta un minuto antes acceder al agua. De la misma manera, todos los familiares y público que asista deberán llevar la mascarilla en todo momento.

Se antoja obligatorio también la utilización del gorro que facilitará la organización de la travesía a cada participante.

Para recoger los chips del cronometraje electrónico deberán acudir a la plaza del “Passeig del Port” de la playa de Gandia, donde se encuentra ubicada la meta. Este proceso se llevará a cabo estableciendo diversos horarios de estricto cumplimiento según la tanda que se asigne a cada participante.

Tanto los números de dorsal como tanda y horarios de entrega de chip y posición de salida, serán comunicados a cada persona mediante correo electrónico y se podrán comprobar en la página web de las inscripciones. De esta manera se evita que las personas se junten en un espacio determinado y sepan desde días antes toda la información que necesitan para realizar la prueba a nado.

Como no puede hacerse de otra manera, la recogida de chips será presencial y personal, debiendo acreditar cada inscrito obligatoriamente su D.N.I. o documento oficial y presentarse en todo momento con la mascarilla higiénica o quirúrgica, manteniendo también una distancia personal con el resto de participantes y miembros de la organización de aproximadamente 1,5 metros. Este distanciamiento social deberá mantenerse tanto en la recogida de dorsales como en la salida. En el caso de que se trate de un menor, para retirar el chip deberá ir acompañado de su acompañante, quien deberán también acreditarse por la misma vía y bajo las mismas condiciones que el resto.

Otro de los puntos llega con la entrega de las bolsas a cada nadador. Los participantes recibirán una bolsa cerrada donde encontrarán el gorro que les regala la organización, que será de obligatoria utilización en la prueba, y el chip de cada uno. El personal de la organización también mantendrá los protocolos a raja tabla y entregará esta bolsa con guantes y mascarilla, además de que no manipularán nada del interior bajo ningún concepto.

Uno de los momentos clave llega con la salida de la travesía, que se realizará por tandas y en una zona amplia de la primera línea de la playa de Gandia. Los nadadores deberán respetar la distancia de seguridad marcada con conos en la arena, además de todas y cada una de las indicaciones que les lleguen a través de la organización del evento deportivo.

Una vez clara la salida, la llegada es otro de los puntos que han dejado claros para seguir los protocolos. La salida del agua y llegada a meta será por la playa de Varadero, realizándola cada nadador por su propio pie.  Una vez el participante haya acabado su prueba y se encuentre fuera del agua y de la zona de meta, volverá a ser obligatorio el uso de mascarilla de forma inmediata.

Como en cada prueba deportiva de nivel como esta, existirá un puesto de avituallamiento con normas diferentes a las de ediciones anteriores. En esta ocasión el servicio de avituallamiento será de autoservicio y todas las botellas de agua serán colocadas en mesas con guantes. Todas ellas habrán sido desinfectadas antes de su colocación en la mesa. Los inscritos también recibirán una bolsa con otro tipo de avituallamiento en su interior, todo de forma individualizada y protegida.

Todas estas normas estrictas elaboradas por la organización de la travesía siguiendo los requisitos de las autoridades sanitarias competentes, dan por supuesto que si alguno de los inscritos se detecta algún tipo de síntoma relacionado con el COVID-19 no podrá participar en la prueba. Incluso si el participante acude al lugar de la prueba y la organización detecta que se encuentra indispuesto, tendrán la obligación de tomar la temperatura a esta persona y decidir si puede realizarla o no según los resultados.

El Coronavirus también ha dejado secuelas en el ámbito deportivo, que tiene que mantener unos protocolos de seguridad sanitaria a raja tabla para poder celebrar eventos pioneros en la Comunitat como el que se va a disfrutar en Gandia el próximo día 15 de agosto con la participación de 300 nadadores conscientes de que para poder competir es necesario cumplir con todas y cada una de las medidas impuestas por las circunstancias actuales tras la pandemia.

Subir