30 de septiembre de 2020 30/9/20

El PSPV dice que las quejas de Alberto Fabra por la financiación revelan su “incapacidad” para gobernar Castellón

  • “Rita Barberá debería darle un par de lecciones al alcalde de Castellón sobre cómo reclamar inversiones a otras administraciones públicas”, afirma Juan María Calles

El portavoz socialista en el Ayuntamiento de Castellón, Juan María Calles, afirma que “las quejas del alcalde por la escasa financiación que supuestamente recibe Castellón revelan su incapacidad para gobernar una gran ciudad como Castellón”. “Alberto Fabra debería recibir unas cuantas lecciones de gestión pública de su compañera de partido Rita Barbera, que ha demostrado tener más inteligencia política y una mayor capacidad para atraer inversión pública hacia Valencia desde otras administraciones, tanto del Gobierno estatal como de la Generalitat Valenciana”, apunta.

Calles recuerda que el modelo de financiación se asentó en los gobiernos de Aznar “y entonces los Fabra se rompían las manos de aplaudir”. El dirigente socialista rechaza el “victimismo perpetuo” del alcalde, que “ha dedicado la mitad del mandato a lamentarse de lo que nos ‘odia’ Zapatero, pero no ha tenido arrestos para plantarse ante el Palau de la Generalitat y exigir a Camps que devuelva a Castellón los más de 200 millones de euros que conforman la deuda histórica de la Generalitat con la capital de la Plana”.

Sobre todo”, explica, “cuando aún estamos esperando que llegue el primer céntimo de euro del Plan Confianza que prometió Camps antes del asunto de los trajes”. “El Ayuntamiento asume competencias autonómicas que hipotecan la hacienda municipal”, refiere Calles, quien recuerda que el Ayuntamiento ha tenido que adelantar dinero para ejecutar compromisos de la Generalitat, como ha sido el caso de los proyectos técnicos del Tram.

El portavoz socialista apremia a Alberto Fabra a “ponerse las pilas” y a “dedicarse a gobernar”. Calles recuerda que el alcalde aún no ha presentado el plan estratégico municipal que prometió para afrontar la situación de crisis. “Cuando lo haga, igual ya no es necesario. Será otra demostración más de la incapacidad del equipo de gobierno del Partido Popular para impulsar el progreso de Castellón. Fabra cree que con un poco de marketing se arregla todo, pero esa martingala sólo le funciona en tiempos de bonanza”.

Calles aconseja al alcalde que traslade la “preocupación” por los problemas de financiación municipal a la comisión ejecutiva de la Federación Española de Municipios y Provincias, de la que Alberto Fabra es vocal. “La carta del alcalde a la ministra de Economía para pedir más fondos para Castellón es otro absurdo más en la historia postal de Alberto Fabra con los dirigentes socialistas. Es posible que Fabra se gane un titular con sus cartitas a los ministros, pero lo que confirma es que el cargo le viene grande y que confunde gobernar una ciudad como Castellón con jugar una partida al Monopoly”.

Subir