29 de febrero de 2020 29/2/20

La Policía Nacional detiene a unos inquilinos por ocasionar daños y apropiarse indebidamente de objetos de su casera

  • La casa alquilada estaba en una urbanización de montaña

  • Entregaron las llaves y desaparecieron, por más que la arrendataria les buscaba, no lograba dar con ellos, por lo que presentó la correspondiente denuncia

La Policía Nacional han detenido a un español de 33 años de edad y a una mujer rusa de 44 como presuntos actores de los delitos de apropiación indebida y daños tras ocasionar importantes destrozos en la casa que tenían alquilada.

El día 05 de junio se recibía una denuncia en la comisaría de Castellón, en la que una mujer denunciaba un posible delito de apropiación indebida y daños, sobre una vivienda que había tenido alquilada.

Al parecer, hasta unos días antes de la denuncia, la mujer había tenido alquilada a una pareja su vivienda situada en la urbanización La Galera, de Castellón. El día tres de mayo, el inquilino se personó en su domicilio y le entregó las llaves de la vivienda. La arrendadora le dijo que le entregase las llaves en la vivienda alquilada ya sí ella podría comprobar el estado de la misma, y debía además devolverle los mandos del garaje y pagar un mes de alquiler que tenían pendiente.

El hombre dijo que no, que en ese mismo momento le entregaba la llave y que el mes adeudado se lo cobrase del mes de fianza.

Daños que superan los 5000 euros

Al día siguiente, la mujer acudió a la vivienda comprobando ya desde fuera que habían muebles y enseres tirados y rotos por todo el jardín. Una vez dentro aún era peor, se encontró: que no funcionaba el televisor, que habían arrancado: las cortinas, las manecillas de las puertas, los toldos las tomas de luz , enchufes y las griferías de los baños. Que también habían arrancado el sistema de aire acondicionado y el de riego por goteo, rompieron lámparas y puertas y habían quemado dejando inservible una chimenea.

Además de esto, se llevaron: cortinas de tela, un cenador del jardín y una sombrilla, un banco/cofre de jardín de resina, un mueble bajo del dormitorio, una alfombra del salón, las lámparas de la bodega y del dormitorio, mecanismos de auto riego del jardín, las lámparas del garaje, macetas y jardineras varias, herramientas y estanterías.

Tras comprobar los estragos causados, la mujer intentó contactar con los inquilinos, siendo imposible, ya que no le atendían al móvil y no sabía dónde podían estar.

Los daños causados y los objetos sustraídos han sido valorados en más de 5000 euros.

Tras comprobar lo ocurrido, se iniciaron las averiguaciones hasta dar con el paradero de estas dos personas que fueron localizadas y detenidas.

Subir