25 de febrero de 2020 25/2/20

Oliver propone redefinir la Ciudad de las Lenguas y derivar el presupuesto a proyectos más viables y rentables

  • La concejala socialista reivindica la incorporación de Castellón a la estrategia turística en igualdad de condiciones que otros destinos de la Comunitat Valenciana

La concejala Carme Oliver, responsable de Turismo en el grupo municipal socialista de Castellón, solicita al Gobierno valenciano que “incorpore a la ciudad de Castellón a la estrategia turística de la Comunitat Valenciana en igualdad de condiciones que otros destinos”. “Castellón nunca ha recibido el trato que merece, lo que ha perjudicado la potenciación de una marca propia y el estancamiento de la capacidad de negocio que tiene el sector”, afirma.

Oliver insta al presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, a “convertir la ciudad de Castellón en referencia de un turismo de calidad”, un objetivo para el que, a su juicio, es necesaria una atención en inversiones que hasta ahora se han centrado en ciudades de Alicante y Valencia. “Fabra conoce la potencialidad que tiene el turismo de Castellón. Solo hay que convencerle de la oportunidad de dirigir inversiones para convertir las expectativas en realidades”.

En opinión de Oliver, “el Partido Popular ha utilizado los proyectos turísticos de Castellón como un reclamo electoral, pero nunca han pasado de la promesa a la realidad”. En ese sentido, cita el Waterfront, que anunció José Luis Gimeno en 1999, que fue olvidado tras las elecciones y posteriormente reconvertido en la Ciudad de las Lenguas, en 2005, para justificar la dimisión de Gimeno y la elección de Alberto Fabra como alcalde.

Oliver plantea reconvertir el proyecto de la Ciudad de las Lenguas, de manera que el plan docente sea asumido por la Universitat Jaume I, a través del anunciado Centre de Llengües. Por otro lado, considera que la inversión prevista para el desarrollo urbanístico debería canalizarse hacia otros proyectos que demuestren una mayor viabilidad y auguren más rentabilidad a corto y medio plazo.

Además, reclama el impulso a otros proyectos turísticos, como el Centre de Convencions, diseñado por el arquitecto Santiago Calatrava, el Megaespai y el Tram. “Los compromisos electorales están para cumplirlos o para renunciar a ellos si son inviables o inútiles”, afirma Oliver. “Lo que no se puede es mantener la falacia de que se van a construir cuando lo único que han servido hasta ahora es para engañar a la ciudadanía”, destaca.

Subir