18 de septiembre de 2020 18/9/20

Marco dice que “ni la Generalitat confía en el Tram de Castellón”

  • Al no haber previsto costear la explotación en los presupuestos

  • La portavoz socialista municipal remarca la “incertidumbre” sobre el proyecto

La portavoz socialista de Castellón, Amparo Marco, afirma que “ni la Generalitat confía en el Tram”, al no haber incluido la explotación del sistema de transporte urbano en los presupuestos de la Generalitat Valenciana para 2014. “Valencia impuso el trolebús sin ningún tipo de planificación económica, lo que demuestra la incertidumbre sobre su financiación y su puesta en marcha”, afirma.

“Desde el primer momento quedó claro que el Tram era un proyecto improvisado, que no había estado sometido a ningún debate social y político en Castellón, y ni siquiera había sido objeto de un verdadero estudio financiero”, explica Marco. “Lo grave es que el PP ni siquiera tenga dinero para sus proyectos estrella”, indica.

El presupuesto de la Generalitat contempla diversas partidas para concluir las obras de construcción de la plataforma del bus guiado, pero no consigna dinero para la pagar a la concesionaria por la puesta en marcha del transporte, que se ha anunciado para 2014, en concreto para el segundo semestre. “Si no se cambia el presupuesto, el señor Bataller se quedará sin su gran foto para presentarse ante los electores”, ironiza Marco.

La portavoz socialista recuerda que la inversión ejecutada hasta ahora en la construcción del Tram supera los 85 millones de euros, aunque “el beneficio social del proyecto es muy limitado”, dado que el trolebús solo presta servicio entre la UJI y el parque Ribalta. “El Tram es otra prueba más del despilfarro del Gobierno valenciano”, añade, “que ha creído que el dinero público era un maná caído del cielo”.

El anteproyecto de presupuestos de la Generalitat contempla el pago a la concesionaria a partir de 2015, lo que supondría un retraso de un año con respecto a lo inicialmente previsto. El Consell adjudicó la explotación de la línea 1 del Tram a una mercantil el 18 de octubre. El contrato prevé unos costes de 12,3 millones de euros a lo largo de 10 años. La concesionaria se compromete a adquirir seis vehículos, que tendrán un coste de 5,1 millones.

Subir