elperiodic.com
SELECCIONA IDIOMA
Valencià

Marco anuncia una bajada del coeficiente del IBI

Marco anuncia una bajada del coeficiente del IBI - (foto 1)

    La alcaldesa de Castellón, Amparo Marco, ha anunciado hoy que el Gobierno Local ha aprobado un paquete de medidas fiscales para conseguir una fiscalidad más progresiva, reactivar la economía local y garantizar la suficiencia financiera del ayuntamiento. Marco, que ha comparecido con el teniente de alcaldía de Gestión Municipal, Antonio Lorenzo, tras la Junta de Gobierno Extraordinaria que ha aprobado estas medidas, ha explicado que la revisión afecta al Impuesto de Bienes Inmuebles, al Impuesto de Construcciones y Obras, al Impuesto de Vehículos de Tracción Mecánica y a las tasas de ocupación de vía pública y vados.

    La alcaldesa ha explicado que la principal modificación aprobada es la relativa al IBI, un impuesto que tiene mucha importancia en la recaudación municipal y permite la financiación de la gran parte de los servicios ciudadanos. El Gobierno Local ha aprobado un ajuste a la baja del coeficiente de un 2,35%, de forma que pasará del 0,7850% aplicado en 2015 al 0,7690% en el 2016. “Somos conscientes de que para la mayoría de las economías familiares de Castellón el pago del IBI representa un gran esfuerzo. La revisión de valores catastrales realizada en los últimos años ha elevado de forma sustancial la cuantía del recibo de manera que inmuebles que han visto devaluado su valor por la crisis están pagando impuestos acordes a los valores precrisis” ha explicado la primera edil. “Desde el Gobierno Municipal creemos que es necesario pedir al Ministerio de Hacienda una nueva ponencia catastral para corregir este desajuste pero no es posible hasta 2017. Mientras tanto, nuestra prioridad es que la ciudadanía no tenga que incrementar más este esfuerzo fiscal y para ello hemos realizado este ajuste a la baja del coeficiente que permitirá que una gran mayoría de viviendas mantenga una cuota similar a la actual, salvo en aquellos casos que sufran revalorizaciones puntuales del valor catastral”.

    Antonio Lorenzo ha destacado la importancia de esta medida, que supone que las arcas municipales dejaran de ingresar 1,2 millones de euros, ya que se une al recorte de 1,1 millones en la recaudación de este impuesto que se va a producir por el cambio de consideración que tendrá el suelo urbano que pasa a tributar como rústico, por sentencia judicial.
    En cuanto al IBI, también se ha considerado oportuno implantar un criterio de cierta progresividad fiscal en la aplicación del impuesto, en el caso de las familias numerosas, de manera que la bonificación de la cuota íntegra se efectuará en proporción al nivel de renta por cada uno de lo integrantes de la unidad familiar.

    Con respecto al Impuesto de Construcciones y Obras, el Gobierno municipal de Castellón ha realizado un pequeño ajuste de forma que se deducirá del cobro del impuesto un porcentaje de la tasa de prestación de servicios urbanísticos. El 25% si el presupuesto es hasta 100.000 euros y el 50% si es hasta 200.000 euros, lo que supondrá un descenso de ingresos para el Ayuntamiento de más de 83.000 euros. “La intención es favorecer la rehabilitación de viviendas para reactivar la actividad de las pequeñas empresas y los autónomos del sector de la construcción que tanto han sufrido esta crisis” ha explicado Marco.

    En el caso del Impuesto de Vehículos de Tracción Mecánica, se realiza una modificación técnica que permitirá que las personas en situación de discapacidad puedan tramitar con más facilidad la solicitud de exención del pago del impuesto.

    Importante rebaja en la tasa de ocupación de vía pública

    Por lo que respecta a las tasas, hay que destacar la modificación de la tasa de ocupación de vía pública ya que, después de varios años de subidas, se disminuye la tasa por mesas y sillas en un 50%, lo que beneficiará al sector de la hostelería. También bajan las tasas por casetas de venta, mercadillos y actividades recreativas entre un 10% y un 20%, si se solicitan por semanas o meses, en vez de por día. “Nuestra intención es incentivar a los pequeños hosteleros para que puedan abrir más terrazas, aumenten su volumen de negocio y se puedan generar más puestos de trabajo”.

    En otro ámbito, quedarán totalmente exentas de pago las ocupaciones de vía pública que realice el Patronato de Fiestas para actos festivos y todo tipo de entidades culturales, sociales o políticas que carezcan de ánimo de lucro, salvo que la ocupación tenga carácter comercial. También disminuye en un 50% de las tasas por plataformas o andamios para obras. “Todas estas medidas suponen una disminución de ingresos de 275.000 euros aproximadamente y, por tanto, un ahorro para la ciudadanía por este importe” ha indicado Lorenzo.

    En el caso de la Tasa por entrada de vehículos a través de las aceras (vados), la bonificación pasa del 25% al 50% para aquellos vados ubicados en calles donde no se puede aparcar frente a los inmuebles. Y se ha establecido un recargo del 25% a aquellos vados que necesiten, por la estrechez de la calle, que se aparque frente a ellos. El concejal de Hacienda ha explicado que en este caso “aunque sea un recargo, en la práctica es una reducción, ya que hasta ahora se pagaba por reserva de espacio cuyas tarifas son muchísimo más elevadas”. Esta medida supone una disminución de ingresos y a su vez un ahorro para la ciudadanía de 28.000 euros aproximadamente.

    Por último, se ha derogado la Ordenanza Fiscal de las tasas de la ORA y los precios públicos por BICICAS, dado que ya hace casi dos años que el servicio se presta y cobra directamente por las empresas. “Era un trámite formal pero necesario que no tiene coste económico” ha indicado Antonio Lorenzo.

    Para finalizar, Amparo Marco ha explicado que con este primer paquete de medidas fiscales se cumple el compromiso del Gobierno municipal de Castellón de ajustar la política fiscal para implantar una mayor justicia social en el pago de impuestos y tasas y ayudar a reactivar la economía local. “Está claro que el Ayuntamiento ha de tener la financiación suficiente para cumplir con sus responsabilidades, pero ha de hacerlo de manera que esa exigencia no suponga una presión excesiva sobre los contribuyentes” ha concluido.

    Subir