27 de septiembre de 2020 27/9/20

La Diputación aporta 25.000 euros a la renovación integral del suministro eléctrico de la residencia “Domus Mariae”

    La Diputación de Castellón ha habilitado una partida de 25.000 euros para la rehabilitación integral de la instalación de suministro eléctrico del edificio de la antigua Casa de Huérfanos San Vicente Ferrer de Castellón, actual sede de la residencia femenina “Domus Mariae” y la guardería laboral “Enrique Odriozola”, dirigida a niños de entre dos meses y cinco años, pertenecientes a unidades familiares con importantes carencias socioeconómicas.

    La primera entrada de niños en la Casa de Huérfanos de San Vicente Ferrer se produjo el 29 de julio de 1788. Regido por unas constituciones cuya redacción inició el propio Obispo Climent, la labor altruista del centro fue continuada y completada por la Junta de Administración del Colegio, inspirándose en las Constituciones de 1700 del Colegio de Huérfanos de Valencia. Continuando en su actividad hasta 1858, pasó con posterioridad a ser regido por la Congregación en Castellón de Nuestra Señora de la Consolación, albergando en sus instalaciones un Colegio de párvulos y de primera enseñanza para niños huérfanos y no huérfanos de Castellón.

    El presidente de la Diputación de Castellón, Carlos Fabra, ha destacado que “el emblemático edificio de la capital de la Plana, cuyas obras de construcción se iniciaron en 1783, se encontraba en un deficiente estado de conservación que ya fue motivo de diferentes convenios por parte de la institución provincial. El trabajo y la colaboración con la Asociación Familiar Castellonense, coordinadora del centro, nos ha permitido elevar notablemente el nivel de calidad asistencial del centro. Nos faltaba mejorar las condiciones en lo que se refiere al deficiente estado del suministro eléctrico y con este acuerdo lo acabamos de hacer. Con este nuevo impulso esperamos que una institución benéfica con una tradición de más de 225 años de vigencia continúe por mucho tiempo más”.

    Subir