28 de noviembre de 2020 28/11/20

Democracia Nacional emite un comunicado sobre el incidente en la manifestación al lado de su sede

    En primer lugar, Democracia Nacional iba a celebrar este sábado 20 de septiembre en su sede, situada en la calle Aparici Guijarro, una conferencia titulada “La otra cara de la Ley de Violencia de Género”, en la que el representante de una Asociación nos iba a explicar todos los excesos que se cometen en nombre de esta ley cuyas víctimas son miles de hombres inocentes.

    Sabiendo de la existencia de grupos feministas y ultraizquierdistas radicales en Castellón, supusimos que intentarían sabotear el acto de forma violenta, por lo que días antes se lo comunicamos a la Subdelegación del Gobierno para que tomara las medidas oportunas.

    Aún así, poco antes de empezar la conferencia, nos enteramos de que un grupo de unos 60 ultraizquierdistas se estaba dirigiendo hacia nuestra sede, circunstancia que fue comunicada a la Policía. A pesar de eso, la Policía permitió que este grupo llegara a apenas unos 50 metros de nuestra sede, en el cruce entre Aparici Guijarro y el Hospital Provincial, cuando debería haber disuelto lo que era una concentración ilegal y violenta mucho antes de que llegaran allí.

    Como hay antecedentes de pasividad policial cuando estos pro-etarras se acercan a nuestra sede para reventarla, en esta ocasión los militantes de DN salieron de la sede y fueron a hacerles frente. Es en ese momento cuando varios de los ultraizquierdistas comienzan a escupirnos, insultarnos, lanzarnos huevos, botellas y algún petardo. En un principio, la Policía no hizo nada, pero al ver que nuestros militantes no reculaban y podía haber un enfrentamiento directo, decidieron moverse y ponerse en medio de ambos grupos. Hubo unos minutos de tensión. La Policía, de forma sorprendente, pidió a nuestro grupo que nos fuéramos de allí, en vez de obligar (por la fuerza si era necesario) a los ultraizquierdistas a disolverse, ya que estaban llevando a cabo una concentración ilegal y violenta.

    Tras una breve discusión de nuestro presidente Manuel Canduela (presente en el acto) con la Policía, los militantes de DN aceptamos meternos en la sede y comenzar la conferencia. Aún así, durante la primera media hora de nuestra conferencia, tuvimos que seguir aguantando los gritos e insultos de fondo de los ultraizquierdistas que, de manera increíble, continuaban con su acción ilegal delante de la policía.

    Nosotros no pudimos verlo porque estábamos dentro de la sede, pero parece ser que, ante la insistencia de los pro-etarras en su acción, finalmente la policía les obligó a disolverse por la fuerza, y es en ese momento en el que parece ser que alguno de los ultraizquierdistas pudo recibir algún golpe, aunque tampoco nos extrañaría que se los hayan inventado, práctica bastante habitual en esta gente.

    Y por supuesto, nadie de DN persiguió, ni agredió ni apaleó a ninguno de estos individuos. Esto es una pura invención de esa web a la que ustedes dan crédito, sin ni siquiera consultar con nosotros para comprobar si esa noticia es cierta o no. Por suerte, el altercado tuvo lugar a plena luz del día y tienen ustedes docenas de testigos que les dirán que lo que les estamos diciendo en este comunicado es la verdad y que la versión de los ultraizquierdistas es una patraña.

    Hacemos responsable de lo sucedido al Subdelegado del Gobierno(del PP), David Barelles que, a pesar de estar avisado con días de antelación de lo que iba a ocurrir, no hizo nada por evitarlo, exactamente igual que hace un año cuando, estando también avisado, permitió que un grupo de 70 pro-etarras, escoltados por la policía, llegara hasta la misma puerta de nuestra sede atacándola de forma violenta.

    Parecía que ayer su intención era la misma. De lo contrario, no se entiende que la Policía permitiera que una manifestación ilegal y con claros fines violentos llegara a cincuenta metros de nuestra sede, y tampoco se entiende su inicial pasividad. Solo actuaron cuando vieron que los militantes de DN estaban dispuestos a defenderse a toda costa y ante un previsible enfrentamiento violento en la calle.

     16 comentarios
    Manuel Posada
    Manuel Posada
    27/09/2014 08:09
    Por la boca muere el pez

    Sois proetarras y violentos comunistoides. La cultura no se demuestra con un ataque a una sede de un partido. No tenéis derecho a atacar a nadie. La policía os tiene miedo pero nuestros padres y abuelos ya os dieron "pal-pelo" en la guerra y nosotros lo repetiremos si hace falta.

    Subir