18 de febrero de 2020 18/2/20

Los constructores de Castellón podrán pagar sólo el 50% del ICIO al comienzo de la obra

Los constructores de Castellón podrán pagar sólo el 50% del ICIO al comienzo de la obra  - (foto 1)
  • El Vicealcalde de Castellón, Javier Moliner, ha presentado esta iniciativa junto al secretario general de la Asociación Provincial de Empresas de la Construcción de Castellón (APECC), Fernando Calpe

El Ayuntamiento de Castellón, comprometido con la ciudadanía y los sectores económico y consciente de la situación de crisis por la que atraviesan, ha activado una nueva medida económica que contribuirá a dinamizar el sector de la construcción “ya que gracias a la sensibilidad del equipo de gobierno que lidera el Alcalde Alberto Fabra, los constructores podrán pagar sólo el 50% del ICIO al comienzo de la obra y el resto lo sufragarán una vez esté finalizada la construcción, que se certifica con el otorgamiento de la licencia de ocupación”. Así lo ha confirmado hoy el Vicealcalde de Castellón, Javier Moliner, en la presentación de esta propuesta municipal que se enmarca dentro del Plan de Medidas Anticrisis del Ayuntamiento de Castellón y que está dirigida a reducir el importante impacto económico que sufren las empresas de la construcción al inicio de la obra, debido al pago íntegro del ICIO que supone el 4% del presupuesto total de la obra.

El Ayuntamiento de Castellón es el primer municipio que pone en marcha esta medida y lo hará de forma inmediata, “ya que el objetivo es dinamizar este sector para que la construcción vuelva a ser un pilar importante en nuestra economía, por lo que la administración debemos hacer un esfuerzo desde la sensatez y la planificación para que así sea y reactivar el trabajo”. El Vicealcalde ha destacado también que “es importante que Castellón, que es una ciudad con vocación de desarrollo y crecimiento pueda seguir capitalizando dicho crecimiento”, ha afirmado el edil.

Moliner, quien ha estado acompañado por el secretario general de la Asociación Provincial de Empresas de la Construcción de Castellón (APECC) quien ha mostrado su satisfacción por esta medida, ha destacado que “desde el Ayuntamiento de Castellón apostamos por flexibilizar al máximo el pago de los impuestos porque entendemos que en la situación de crisis en la que nos encontramos son necesarias medidas como ésta”. “Creemos firmemente en la iniciativa privada, en este caso en las empresas y trabajadores ligados a la construcción que resultan básicos para el sostenimiento de nuestra economía”, ha afirmado Moliner, quien confía en que esta propuesta dinamice el sector y anime a los empresarios a invertir de nuevo, a construir, a seguir generando puestos de trabajo, riqueza e ilusión para todos. Además, en la rueda de prensa también ha estado el concejal delegado de Hacienda, José Masip.

UN SECTOR PERJUDICADO POR LA CRISIS
El Vicealcalde ha recordado que la crisis económica que la que atraviesa la ciudad ha golpeado con dureza al sector de la construcción que ha visto cómo se ha ido destruyendo empleo no sólo en las promotoras y constructoras, sino también en empresas ligadas a este sector como las cementeras o las empresas de equipamiento de viviendas. “También han sufrido con especial virulencia la pequeña y la mediana empresa y los profesionales autónomos relacionados con este sector”, ha dicho Moliner, tras afirmar que se trata de una situación que, en lo que respecta en Castellón, en tan sólo tres años, los ingresos en lo que al ICIO se refiere se han reducido a la cuarta parte. “Es decir, el Ayuntamiento de Castellón ingresó en 2008, el 75% menos en este concepto que en el 2006, es decir, si en el 2006 se recaudaron alrededor de 13 millones de euros, en el 2008, han sido 3,5 millones de euros”, ha afirmado Moliner, quien ha recordado que el sector de la construcción recoge unos 5.000 parados al años. Si en el 2007, había 2.373 parados en este sector, en noviembre de este año hay casi 12.300 personas desempleadas en este sector.

“Este sector lo está pasando mal debido a la crisis y los datos así lo confirman ya que el número de viviendas visadas en el tercer trimestre de este año ha disminuido en un 82% con respecto al mismo periodo del año pasado”, ha afirmado Moliner, quien ha recordado que según un estudio del portal idealista.com –uno de los referentes en actualidad inmobiliaria-, Castellón es la tercera provincia de España donde más días cuesta vender un piso y que son 399 días, sólo por detrás de Segovia y Ávila.

Por su parte, Fernando Calpe, ha comentado que “para los constructores esta medida es satisfactoria porque para nosotros ha sido muy importante que el consistorio tomase esta decisión para poder exportarla a otras localidades y confiamos en que esta ayuda contribuya a reactivar el sector porque hay diversos proyectos parados”.

Subir