20 de septiembre de 2020 20/9/20

El concejal de Ermitas, junto a los priores y los representantes de la Real Cofradía de Lledó, recibirán los restos mortales de Vicent Ripollés

  • El acto ha sido organizado por la concejalía de Ermitas

El concejal de Ermitas, Miquel Soler, recibirá los restos mortales del sacerdote y musicólogo castellonense autor de la música de los Gozos de Lledó el próximo domingo, 26 de abril, a partir de las 18.00 horas en el peiró ubicado junto a la basílica de Lledó. Soler estará acompañado por la sobrina del sacerdote fallecido; los representantes de la Real Cofradía de Lledó Benjamín Garcés y María Teresa Giner; el capellán de la basílica de Lledó, Josep Miquel Francés; el prior de la Real Cofradía, Ignacio Pérez de Heredia; y por el prior de la basílica, Vicente Agut.

El edil ha comentado que se trata de un acto enmarcado dentro de las celebraciones de la clausura del I Año Mariano de Castellón y que los restos serán depositados, tras las celebraciones religiosas y un homenaje ante el altar de la patrona de Castellón, en el Nuevo Cementerio de Castellón después de haber sido enterrado, a su muerte en 1943, en el cementerio de Valencia.

Miquel Soler ha comentado que a las 18.00 horas llegarán los restos mortales de Vicent Ripollés hasta el peiró y el féretro será introducido en la basílica a hombros de los miembros de la Comisión del Año Mariano mientras suene la Marcha de la Ciudad a cargo de la Colla de Dolçainers i Tabaleters de Castelló. Seguidamente, el cronista de la Ciudad, realizará el acto homenaje, se realizará un solemne responso, una oración en la basílica y la interpretación de los Gozo de Lledó por la coral ‘Vicent Ripollés’. Después, tendrá lugar el traslado de los restos al Nuevo Cementerio donde recibirá sepultura en privado.

Miquel Soler ha recordado que moceen Vicent Ripollés nació en Castellón en 1867 y durante su infancia fue ‘escolanet’ en la concatedral de Santa María. Fue ordenado sacerdote en Tortosa en 1892 y en 1902 fue nombrado maestro de capilla de la catedral de Sevilla desarrollando también desde entonces una intensa actividad musical hasta el punto de organizar en aquella ciudad el II Congreso Nacional de Música Sacra. En 1909 regresó a Valencia para tomar posesión del beneficio de Maestro de Capilla y Canto Coral de la catedral metropolitana desempeñando al mismo tiempo la cátedra de canto gregoriano y la dirección de la Schola Cantorum, en el seminario. Vicent Ripollés fue el primer presidente de la Asociación Ceciliana Española y el arzobispo de Valencia le nombró canónigo de la catedral metropolitana en 1927.

En el año 1917 recibe del prior de la basílica de Lledó el encargo de musicar los textos de los Gozos en honor de la Virgen del Lledó que había escrito ese mismo año el cronista de la Ciudad Luis Revest. En 1924, año d ela coronación de la patrona, Ripollés recibió también el encargo de componer la música para la misa ‘In Dedicatione Ecclesiae’ y en 1931, una grave afección ocular le obligó a dimitir del cargo de director de la Schola Cantorum, muriendo el día de San José de 1943 en Rocafort (Valencia). Castelló ha dedicado una calle a este sacerdote y musicólogo, la calle Maestro Ripollés.

Subir