4 de diciembre de 2020 4/12/20

Castellón “ataca” al picudo con parásitos naturales que no perjudican ni a las plantas y a los ciudadanos

  • La ciudad contabiliza en su censo 845 palmeras canarias sobre las que se va a actuar para salvarlas y erradicar al insecto

La concejalía de Sostenibilidad ha dado a conocer el censo de palmeras que se ha realizado en la ciudad de Castellón para poder catalogar y controlar la situación de la plaga del picudo rojo. Gonzalo Romero, concejal de sostenibilidad ha señalado que “hemos elaborado el censo para poder hacer un seguimiento exhaustivo de esta plaga. Estamos siendo pioneros en la Comunidad Valenciana en el tratamiento ecológico de este insecto y está dando un resultado muy positivo. Creemos que no solo vamos a poder luchar contra esta plaga, sino que podremos incluso trasladar nuestros buenos resultados a otras localidades conde el problema está siendo muy severo, como el caso de Elche, donde el palmeral está teniendo graves problemas”.

Gonzalo Romero ha informado que “Castellón tiene un total de 845 palmeras canarias, según han detallado técnicos que han podido observar como  ha corroborado la eficacia del tratamiento biológico contra el picudo rojo que el ayuntamiento comenzó a aplicar hace algunas semanas”.

Las zonas con una mayor cantidad de palmeras, según el estudio, son principalmente la avenida Capuchinos, que tiene un total de 110, Sensal I, con 71 ejemplares; el Paseo Marítimo, con 54; el Camino de La Plana, con 51; la avenida Sebastián Elcano, con 49; calle Astrónomo Francesc Aragó, con 46; parque Mérida, 43; el parque Ribalta, con 46; la calle Río Sella, con 45; la calle Río Nalón, con 30;  y ya por detrás la avenida Vicente Altava (28), la avenida Benicàssim (23) calle Río Júcar (24);  el pabellón Ciudad de Castelló (24); o la avenida de Benicàssim (23).

El censo elaborado por los técnicos municipales ha permitido conocer el emplazamiento concreto de cada una de las palmeras canarias para intensificar la lucha contra la plaga del picudo rojo.

Gonzalo Romero ah manifestado que “siguiendo el criterio del equipo de gobierno de desarrollar técnicas respetuosas con el entorno, estamos aplicando un sistema ecológico con insectos enemigos del propio picudo rojo. Además de los tratamientos a base de insecticidas y endoterapia (inyección del tratamiento en el tronco del ejemplar), desde la concejalía de Sostenibilidad estamos aplicando un sistema innovador y completamente biológico a base de nematodos entomopatógenos que se ha mostrado muy eficaz”.

El edil de sostenibilidad ha explicado la fórmula de actuación de estos parásitos del picudo, “son unos gusanos cilíndricos, que sólo son visibles al  microscopio, que parasitan las formas vivas del picudo rojo, y matándolo. Así este sistema se convierte en una alternativa muy eficaz a los insecticidas químicos, tanto a nivel preventivo como curativo. Los nematodos son un producto natural, orgánico, biodegradable, no tóxico ni contaminante, que ya se utiliza en la agricultura como bioestimulante y protector de los cultivos, que matan y eliminan eficazmente la plaga, sin perjudicar ni a la planta ni al ser humano”.

Con esta actuación, Castellón se convierte en una de las primeras ciudades mediterráneas en abordar eficazmente la plaga de picudo en las palmeras afectadas, apostando por actuaciones biológicas que no atentan contra el medioambiente.

Subir