31 de octubre de 2020 31/10/20

Carrasco llevará al pleno el debate de la enfermera escolar con una moción para pedir la implantación del servicio en todos los colegios de nuestra ciudad

Carrasco llevará al pleno el debate de la enfermera escolar con una moción para pedir la implantación del servicio en todos los colegios de nuestra ciudad - (foto 1)
  • “La sanidad es uno de los principales retos que está planteando este año el inicio del curso escolar y las administraciones deberían estar a la altura de las circunstancias"

La portavoz del Grupo Municipal Popular en el Ayuntamiento de Castellón, Begoña Carrasco, ha anunciado que llevará al pleno que se celebrará el próximo jueves, 24 de septiembre, una moción para pedir la implantación de la enfermera escolar en todos los colegios de la ciudad. Un proyecto que contaría con la colaboración de entidades como la Asociación Científica Española de Enfermería y Salud Escolar (ACEESE) y el Colegio Oficial de Enfermeros de Castellón.

Al respecto, ha pedido al equipo de gobierno de Amparo Marco que “deje de lavarse las manos” en torno a la implantación de la enfermera escolar en los 36 centros públicos y 7 concertados de que dispone la ciudad en Educación Primaria, “tal y como se comprometió la propia alcaldesa de Castellón, Amparo Marco, en el año 2015”, además de extender la realización de test serológicos PCR entre la comunidad educativa, con el fin de incrementar la seguridad en las aulas frente a la pandemia.

“Si otros ayuntamientos de la provincia de menor tamaño, como Onda o Benicàssim, están promoviendo esta iniciativa pese a contar en principio con menos recursos, el consistorio de la capital de La Plana podría hacerlo también, por lo que presentaremos una moción en el próximo pleno para solicitar la puesta en marcha de este servicio en todos los colegios de la ciudad, ya que no entendemos por qué ahora únicamente hay cuatro centros con enfermera escolar y el resto no”, ha indicado Carrasco, que ha recalcado que “nuestros estudiantes también merecen contar con esta prestación, ya que es fundamental garantizar la calidad asistencial del alumnado castellonense y, sin la presencia de la enfermera escolar, no estaríamos dando respuesta al grave problema de salud pública que estamos viviendo con motivo de la pandemia”.

La portavoz municipal de los Populares también ha lamentado al respecto el “tira y afloja” que mantienen en torno a este tema las consellerias de Sanidad y Educación, a cargo respectivamente de PSOE y Compromís, “mientras el Ayuntamiento de Castellón mira hacia otro lado, ya que este rifirrafe político va en contra de la seguridad de los alumnos, la propia comunidad educativa y las familias, puesto que si no se detiene la transmisión del virus, deriva en una situación como la actual, con récord de contagios entre la población, que es lo que está ocurriendo ahora mismo en Castellón”.

“La sanidad es uno de los principales retos que está planteando este año el inicio del curso escolar y las administraciones, en lugar de pasarse la pelota unas a otras, deberían estar a la altura de las circunstancias y tomar las medidas que sean necesarias para velar por la seguridad, la salud y el bienestar tanto del alumnado como del profesorado y del personal de los colegios, con el fin de prevenir posibles contagios y rebrotes”, ha destacado Carrasco, que ha remarcado que “en estos momentos, las familias de Castellón necesitan más que nunca hechos y no excusas o meras promesas”.

La portavoz municipal del PP ha remarcado también la “necesidad” de hacer de los centros educativos “entornos aún más seguros en un momento especialmente complicado en materia sanitaria” y, al respecto, ha apuntado a la “importancia de realizar también test PCR a alumnos, profesorado y personal no docente de manera periódica a lo largo del curso para detectar posibles casos asintomáticos y contribuir a la minimizar la expansión del virus”.

“Se trata de que sumar medidas que incrementen la eficacia de los protocolos anti-Covid que  ya se aplican en los centros y, aunque somos conscientes de que los test o la enfermera no son un escudo, a falta de una vacuna que sirva de antídoto, permitirían estrechar aún más el cerco para tratar de frenar la expansión del virus”, ha concluido Carrasco.

Subir