22 de septiembre de 2020 22/9/20

El Ayuntamiento da luz verde a la alineación del último tramo de la calle Segorbe

  • El consistorio cumple, así con su compromiso ante una reivindicación histórica de los vecinos de la zona

El Ayuntamiento de Castellón dará luz verde el próximo lunes a la expropiación de una parcela de 34,52 metros cuadrados con el fin de alinear el último tramo de la calle Segorbe, tal y como ha anunciado el Vicealcalde y concejal de Urbanismo, Javier Moliner, quien ha comentado que éste será uno de los puntos de los que informará favorablemente la Comisión de Desarrollo de la Ciudad.

Este proceso permitirá que la calle Segorbe, a la altura del río, quede ya completamente alineada y se satisface, por parte del consistorio, una amplia e histórica reivindicación de los vecinos de la zona”, ha explicado el concejal Moliner, quien ha mostrado su satisfacción por esta aprobación “ya que esta decisión contribuirá a mejorar la calidad de vida de la ciudadanía”. El edil ha comentado que la parcela que se tiene previsto expropiar está ocupada por una edificación en estado ruinoso y que la indemnización que pagará el consistorio por dicho expropiación supera los 31.000 euros. Con esta alineación, la calle Segorbe se convertirá en un vial sin ningún tipo de desigualdad a lo largo del mismo y que, además, se completa con las obras de remodelación que se han realizado gracias al Plan ‘Castellón Activa’.

La alineación de la calle Segorbe contribuirá a adecentar esta parte de la ciudad que está sufriendo una gran transformación gracias a las obras del Plan ‘Castellón Activa’, así como al cubrimiento del río Seco y la puesta en marcha del bulevar de RENFE que contribuye a descongestionar de tráfico el centro y dotar de una mayor agilidad y movilidad a la ciudad”, ha destacado Moliner, quien ha recordado que la actuación de remodelación de la calle Segorbe en la que se han invertido 315.000 euros, ha abarcado desde la ronda Vinatea hasta la rotonda creada en el cruce con el bulevar del Río Seco. Se han creado aceras de dos metros, donde se han puesto alcorques para albergar naranjos y lledoners. La calzada se ha convertido a cuatro metros de anchura y zonas de aparcamiento de 1,70 metros en el lado oeste y el pavimento, de baldosas hidráulicas grises. También se han colocado farolas de columnas de 10 metros, además de renovarse la red de alcantarillado.

Subir