24 de febrero de 2021 24/2/21

Menú contra las restricciones: la nueva forma de protesta de un restaurante de Burriana

Menú contra las restricciones
Menú contra las restricciones
  • A partir de mañana, la hostelería de Valencia convoca caceroladas a la hora del cierre de sus establecimientos

El sector de la hostelería está en pie de guerra contra las medidas adoptadas por el Consell para combatir la pandemia del covid.

Durante el principio de la pandemia tuvieron que cerrar sus establecimientos al no ser esenciales y ahora, en plena tercera ola y durante la Navidad, han visto como las restricciones han ido en aumento.

De toque de queda a la 1 de la madrugada y mesas de 10 personas, han pasado a toque de queda a las 17 horas y mesas de tan solo 4 personas.

Pero hay quien le da un toque de humor a esta situación tan desastrosa para el sector de la hostelería, en el que llueve sobre mojado. Este es el caso de un restaurante de Burriana que ha decidido poner a su menú nombres sobre quejas del sector hostelero a las restricciones del gobierno valenciano.

Así, en el menú puedes encontrar “Ximet, quin bon rollet et portes”, “Vaya pollo nos habéis montado!!”, “La hostelería estamos tartar los hu…os”, “Puig, cierre a las 5, por la ventisca te la hi…o”, “Compañeros, no hagamos pucheros, resistiremos!!” O “Que negro nos lo ponéis. Gracias por nada”.

Caceroladas contra el cierre

Los hosteleros, agrupados en la Coordinadora de Hostelería de los Barrios de Valencia, denuncian la continua persecución a las que está sometido el sector por parte de la Generalitat Valenciana, al tiempo que aseguran ser víctimas de las continuas medidas restrictivas que califican de “inconsistentes y sin evidencias científicas” al situarles de nuevo en el foco de los brotes de contagio y repunte de casos.

Ante esta situación, han convocado caceroladas diarias a la hora de cierre de los establecimientos. Será a partir de mañana lunes 11 de enero y hasta el próximo 31 de enero y tendrán a las puertas de cada establecimiento, desde los propios hogares de los hosteleros o en algún punto concreto de cada barrio.

Un acto que se repetirá cada día, a la misma hora, y que pretende recabar, también, el apoyo de todos los ciudadanos “que se sienten indignados por la nefasta gestión política de la crisis sanitaria”.

Piden, además, un plan de ayudas para el ocio y la hostelería: “Teniendo en cuenta los sucesivos recortes, y que, en estos momentos, las pymes solo van a poder trabajar hasta las 17.00 horas, el volumen de negocio apenas va a ser de un 10%, por lo que la apertura de los establecimientos va a provocar cuantiosas pérdidas y hace prácticamente imposible mantener su actividad”.

Subir