elperiodic.com
SELECCIONA IDIOMA
Valencià

Mª Josep Safont: “Priorizamos por encima de todo la seguridad de las personas”

Mª Josep Safont: “Priorizamos por encima de todo la seguridad de las personas” - (foto 1)
  • La alcaldesa de Burriana lamenta que se tuviera que tomar la decisión de suspender el encierro de toros embolados en el último momento pero defiende que la seguridad y la legalidad se deben de garantizar ante todo

MÁS FOTOS
Mª Josep Safont: “Priorizamos por encima de todo la seguridad de las personas” - (foto 2)

"Me hubiera gustado poder tomar la decisión antes pero priorizamos por encima de todo la seguridad de las personas". La alcaldesa de Burriana, María Josep Safont, esgrime razones legales y de seguridad tras la anulación del encierro de toros embolados este lunes por la noche en las fiestas de Burriana. Así lo acaba de explicar en declaraciones a elperiodic.com en las que defiende que se hicieron "todas" las tramitaciones que corresponden y se hubiera realizado de haber tenido una contestación de Generalitat "con más tiempo y más clarificadora".

El anuncio se hacía por megafonía en el recinto de festejos y los allí presentes respondieron con una sonada pitada. En lugar del encierro de seis toros embolados se embolaron tres astados de corro. Desde la concejalía de Fiestas han explicado a este digital que la autorización emitida por la Dirección Territorial de la Agencia de Seguridad y Respuesta a las Emergencias de la Generalitat Valenciana llegó el viernes por la tarde pero esta únicamente recogía un "festejo de encierro" pero no de toros embolados: "Si no tenemos la autorización como tal no conviene hacerlo", ha reiterado la concejal responsable del área, Lluïsa Monferrer, en declaraciones a elperiodic.com

Aunque otros años sí se ha realizado este festejo a pesar de contar con la misma autorización, este año se ha decidido cumplir al detalle la normativa: "Tuvimos una reunión el director del festejo, la Policía Local y la concejalía de Fiestas y la última decisión la tomé yo al plantearse que podía producirse un problema de seguridad", insiste Safont y añade además que se plantearon otras alternativas para poder realizar el encierro de toros embolados: "Planteamos otra manera de embolar a los toros en los encierros pero esa manera de embolar tampoco ofrecía las suficientes garantías".

Desde la concejalía de Fiestas explicaban ayer que la tramitación municipal se había realizado correctamente, y que se solicitó autorización para el festejo concreto de "encierro de toros embolados", pero la citada autorización no contempla dicha modalidad. "No podemos sino acatar la legislación vigente y además cumplir con lo que viene autorizado, puesto que sería una irresponsabilidad no hacerlo así", argumentaba Monferrer.

Críticas

La lluvia de críticas no se ha hecho esperar en redes sociales ni tampoco desde la oposición. Mariola Aguilera, portavoz de CIBUR califica de "charlota" la decisión: "No se pueden escudar en el supuesto permiso de la Generalitat ya que el año pasado tenían el mismo permiso y lo hicieron".

En este sentido, Aguilera cuestiona que todas las poblaciones que realizan estos actos taurinos estén infringiendo la ley: "O todas las poblaciones vecinas -incluida Burriana el año pasado- están realizando eventos ilegales, o PSOE, Compromís y Podemos, en nuestra ciudad, están impidiendo que se realice una de las actividades que más público atrae en todas las fiestas".

comentarios 7 comentarios
Aficionado pero con coneixement
Aficionado pero con coneixement
08/09/2017 04:09
Lo sensato era no hacerlo. Que se apañen el Vila-real

Quiero recordar que hace unos pocos años, a consecuencia de una cogida grave en la que nadie tuvo culpa de nada, sólo por eso, el director del festejo estuvo meses denunciado por un delito de lesiones graves. La autorización del "encierro" era para "encierro a secas". Si uno de los embolados engancha con una palomilla de las bolas a un participante, el sr director del festejo o quien autorice la suelta, va a la cárcel del tirón. Que es muy bonito torear desde la barrera. Lo sensato ha sido NO hacer el encierro.

Subir