1 de octubre de 2020 1/10/20

Inician la conexión para recoger las aguas del Grao y Malva-rosa en el gran colector de pluviales de la Avenida Mediterrànea

Inician la conexión para recoger las aguas del Grao y Malva-rosa en el gran colector de pluviales de la Avenida Mediterrànea - (foto 1)
    MÁS FOTOS
    Inician la conexión para recoger las aguas del Grao y Malva-rosa en el gran colector de pluviales de la Avenida Mediterrànea - (foto 2)
    Inician la conexión para recoger las aguas del Grao y Malva-rosa en el gran colector de pluviales de la Avenida Mediterrànea - (foto 3)
    Inician la conexión para recoger las aguas del Grao y Malva-rosa en el gran colector de pluviales de la Avenida Mediterrànea - (foto 4)
    Inician la conexión para recoger las aguas del Grao y Malva-rosa en el gran colector de pluviales de la Avenida Mediterrànea - (foto 5)
    Inician la conexión para recoger las aguas del Grao y Malva-rosa en el gran colector de pluviales de la Avenida Mediterrànea - (foto 6)
    Inician la conexión para recoger las aguas del Grao y Malva-rosa en el gran colector de pluviales de la Avenida Mediterrànea - (foto 7)
    Inician la conexión para recoger las aguas del Grao y Malva-rosa en el gran colector de pluviales de la Avenida Mediterrànea - (foto 8)

    Se han iniciado los trabajos en la rotonda de acceso al puerto de Burriana para recoger las aguas procedentes del Grao, Malva-rosa y camí Fondo en el gran colector de aguas pluviales que se está construyendo en la avenida de la Mediterrànea. Hasta ahora, dichas aguas retrocedían hasta la calle Illes Columbretes, originando un cuello de botella que era la causa de que siempre se inundara el barrio dels Mariners,  en las calles Garbí, Ponent y Gregal.

    Aunque no se ha cortado el tráfico, de manera intermitente, sí se ha restringido, debido a que no sólo están abriendo zanja sobre la superficie de la rotonda sino en todo el perímetro de la calzada; unas molestias que inevitablemente se prolongarán durante algunas semanas. La UTE adjudicataria del proyecto de la nueva red de pluviales de la zona marítima (Vaseco+GyC+Prisma Luz), ha solicitado una prorroga de las obras financiadas por el Plan E II hasta el día 31 de mayo de este año. No es que vaya a agotarse el plazo, pues está previsto que finalicen durante el mes de abril, pero lo han hecho para garantizar cualquier eventualidad, dado que la obra está siendo muy compleja y repleta de dificultades, a causa del nivel freático.

    Cabe recordar que mes y medio después de la gran inundación que hubo en Burriana el 29 de septiembre de 2009, y como medida de urgencia, ya se ejecutaron trabajos en el subsuelo de la carretera del puerto para mejorar la evacuación de aguas pluviales y sanear las conducciones entre las calles Pescadores e Illes Columbretes.

    La carretera estuvo cortada intermitentemente durante algunos días, pero era necesario eliminar el cuello de botella existente en este punto, que sorprendentemente recogía las aguas de la parte más septentrional del caserío marítimo de Burriana, después de retroceder por la carretera del puerto, en vez de seguir en línea recta por la avenida Mediterrànea, como sucederá a partir de ahora.

    La obra de colectores pluviales que se está desarrollando en el puerto contempla la construcción de una gran tubería para pluviales desde la rotonda final de la avenida Jaime Chicharro (junto al puerto) hasta l’Escullera de Ponent, solución bautizada por los técnicos como “peine”.

    Esta gran canalización, proyectada bajo la avenida Mediterránea y la zona portuaria, recogerá la aguas procedentes del Grao y Malva-rosa bombeadas desde una estación situada en l’Arenal, frente a la calle Sueras, hasta la rotonda de la carretera del puerto y, desde allí, a l’Escullera de Ponent y al mar. Cabe destacar que los trabajos de canalización de la estación de bombeo también se han iniciado a la altura del camí Fondo, junto donde se instala el Mercaplaya los domingos por la mañana.

    Actualmente, las aguas procedentes del Grao discurren bombeadas bajo la avenida Mediterránea hasta la rotonda del puerto, desde donde se desvían hasta la altura de la calle Pescadors, para transitar posteriormente por el subsuelo de Illes Columbretes, incrementando los aportes en esta zona residencial y el consiguiente riesgo de inundaciones en episodios de fuertes lluvias.

     4 comentarios
    Hastiado
    Hastiado
    29/03/2011 11:03
    Y dale con las zanjas

    En Alemania, Holanda, EEUU ya utilizan "tecnología sin zanja" para realizar estas obras sin cortes de tráfico, ruidos, escombros y molestias. En España, como siempre, abriendo zanjas sin respetar nada ni a nadie....

    Subir