26 de noviembre de 2020 26/11/20

El entorno de Sant Blai se apunta al Plan Camps para ver si ya va la definitiva

El entorno de Sant Blai se apunta al Plan Camps para ver si ya va la definitiva - (foto 1)
    MÁS FOTOS
    El entorno de Sant Blai se apunta al Plan Camps para ver si ya va la definitiva - (foto 2)
    El entorno de Sant Blai se apunta al Plan Camps para ver si ya va la definitiva - (foto 3)
    El entorno de Sant Blai se apunta al Plan Camps para ver si ya va la definitiva - (foto 4)
    El entorno de Sant Blai se apunta al Plan Camps para ver si ya va la definitiva - (foto 5)
    El equipo de Gobierno del Partido Popular ha decidido incluir en el plan especial de apoyo al empleo y la inversión productiva en municipios de la Generalitat el proyecto del entorno de Sant Blai, pendiente desde 1997, cuando se iniciara la redacción del proyecto de la Casa de la Música. La eliminación de la finca del nº 23 de la calle Sant Blai, adosada al templo, se eliminará en una segunda fase, según confirmó el concejal de urbanismo, Javier Perelló.

    Burriana tiene una deuda pendiente con su patrón: dotar a su ermita, situada junto al río Anna, de un entorno adecuado al patronazgo que ostenta el Obispo de Sebaste. La ermita, de 1882, construida sobre la antigua del S. XIII, vive desde hace décadas enclaustrada entre las antiguas ruinas de lo que fue en su día el Hospital de Sant Blai y una finca construida en los años sesenta. Hasta una fiesta pagana como la Font del Vi, que se celebra en la calle Sant Blai, cada 3 de febrero, requiere de un entorno más adecuado.

    El actual equipo de Gobierno ha manifestado en reiteradas ocasiones su intención de poner fin a esta situación; sin embargo, el proyecto, como tantos otros, ha ido pululando de presupuesto en presupuesto, sin llegar a materializarse.

    En las elecciones del 2003 el Partido Popular propuso en su programa electoral derribar el Hospital y construir una plaza en el entorno del patrón. Tras las elecciones, se iniciaron conversaciones con los propietarios del edificio nº 23 de la calle Sant Blai para derribarlo también, junto al Hospital, de propiedad municipal, y dejar así exenta la iglesia. En julio de 2004 se anunció el derribo del Hospital para el mes de septiembre, y en agosto, un concurso de ideas para elegir el proyecto de la futura plaza. Cuando ya estaba el proyecto de derribo, surgió el problema de dónde ubicar a la Banda de Música, que ocupa un local anejo al edificio del Hospital, recayente a la avenida Juan Bautista Sanmartín. En abril de 2006 se le encargó un anteproyecto al arquitecto Joaquín Albert para construir en la zona del Casal Jove un local para la Banda, que tampoco se ha materializado todavía.

    El Hospital de Sant Blai se encuentra adosado a la Iglesia por el norte, mientras que la finca que ostenta el nº 23 de la calle, construida en los años sesenta, comparte pared medianera por el sur.

    El Ayuntamiento ya negoció con los propietarios de la finca para proponerles una permuta de los cuatro pisos, por viviendas de nueva construcción (color azul), de planta baja y dos alturas, enclavadas en el propio barrio de Sant Blai, aprovechando los espacios que quedarán entre las casas y la plaza (color amarillo) que rodeará la ermita.

    La finca del nº 23, es uno de los errores urbanísticos más flagrantes cometidos en la década de los sesenta, según corroboran todos los expertos en urbanismo.

    Es justo recordar que los únicos que se han acordado de la ermita del patrón, hasta ahora, han sido los miembros de la Cofradía de Sant Blai que presidía el recientemente desaparecido Constantino Muñoz, fundada en 1992, y que se ocupa de la limpieza y conservación de la iglesia. En 1998 acometieron una primera fase de restauración del templo reparando los cupulinos de la torre y el cimborrio, deteriorados por los impactos de bala que sufrieron en el año 1938, cuando el río Anna separaba a los contendientes de la guerra civil, justo antes de la entrada en la ciudad del General Aranda. En el campanario de la ermita el bando republicano instaló una ametralladora, cuyos proyectiles respondía el bando contrario, causando serios daños en el templo. En 1998 se repusieron las tejas de los dos cupulinos y se arreglaron los desconchados del interior de la torre y las paredes exteriores del cimborrio.

     7 comentarios
    POR CONSTANTINO MUÑOZ
    POR CONSTANTINO MUÑOZ
    28/03/2009 11:03
    ara si que tes raó

    He vivido durante años en el barrio San Blas, desde pequeño recuerdo a este hombre dedicando horas y horas trabajando por mejorar la iglesia, y todo el entorno de un Barrio que refleja todo lo emblemático de una Burriana con mucha historia. Espero que este proyecto ,se lleve a cabo, gracias Constantino ,donde quieras que estes.

    Subir