25 de enero de 2021 25/1/21

Desde China con Amor

Desde China con Amor - (foto 1)
    MÁS FOTOS
    Desde China con Amor - (foto 2)
    Desde China con Amor - (foto 3)
    Desde China con Amor - (foto 4)
    Desde China con Amor - (foto 5)
    Desde China con Amor - (foto 6)
    Desde China con Amor - (foto 7)
    Desde China con Amor - (foto 8)
    Desde China con Amor - (foto 9)
    Desde China con Amor - (foto 10)
    Desde China con Amor - (foto 11)
    Desde China con Amor - (foto 12)
    Desde China con Amor - (foto 13)
    Desde China con Amor - (foto 14)

    La navidad viene acompañada de turrón, luces, villancicos, polvorones, y encuentros con familia y amigos. Y es que, en estas fechas tan entrañables, eso es lo más importante, tener cerca a los seres queridos.

    Como rezaba el famoso anuncio de turrones, "vuelve a casa vuelve por navidad", y eso es lo que han hecho muchos vecinos de Burriana que, por trabajo, estudios o cualquier otro motivo se encuentran viviendo en el extranjero y aprovechan las fiestas navideñas para disfrutar de unos días en su hogar.

    Doctorado en las tierras celtas
    Héctor Capella vive desde hace dos años en Irlanda, llevando a cabo una investigación en regeneración de tendones para su Doctorado en Ingeniería Medica y Biomecánica. Primero vivió en Dublín, pero ahora se encuentra en Galway, al oeste del país, donde le quedan todavía dos para acabar su doctorado.

    En la Isla Esmeralda ha iniciado una vida nueva, tiene muchos amigos y le encanta el hecho de que nunca deja de aprender, aunque también le gusta volver de vez en cuando a casa para poder ver a su gente. Y es que de Burriana echa de menos su ambiente, "salir a tomar algo en la ciudad en la que te has criado, y cada dos metros pararse y saludar, saber de la gente, de las novedades, del pueblo..." y como dice, "es una gozada la temperatura viniendo de un país en el que el invierno es verdadero invierno". Y lo que, sin duda, también echa de menos es nuestra gastronomía, "la comida de mi madre..."

    Además, Héctor diferencia entre la navidad y otras vacaciones en las que puede volver al hogar, "volver a casa por navidad es una oportunidad para volver a ver a la gente que te importa" y se ríe reconociendo que "tiene gracia que una persona de ciencia diga que la navidad tiene su magia, pero es eso, porque en verano puedes venir pero no ver a todo el mundo".

    Por eso, para aprovechar esta "magia" lo que hará estos días es aprovechar para ver a toda la gente, pasar tiempo con ellos y disfrutar también de algunas visitas de Irlanda: "voy a intentar fusionar mis dos vidas: juntar a mis amigos de allí con los de aquí, voy a relajarme, hincharme a comida y a lo mejor algún exceso que otro saliendo por la noche".

    Directa del gigante asiático
    Desde la otra punta del Mundo también ha vuelto a casa Elena Riego, quien a sus 21 años ya ha vivido muchas aventuras lejos de casa. Si el año pasado estuvo de Erasmus en Turquía, de donde tuvo que volver debido a la problemática política que atraviesa el país, durante este curso se ha ido a la ciudad de China de Guangzhou.

    Allí ha pasado 5 meses que describe como constructivos, "la experiencia me ha servido para aprender formas de vida diferentes", y es que "nunca había vivido en un ambiente con tanta diversidad cultural".

    Y aunque se siente un poco triste porque su experiencia asiática ya ha acabado, confiesa a elperiodic.com que ya echaba de menos el modo de vida occidental "tengo ganas de volver a casa porque aquí no hay nada decorado, no parece navidad, y porque me dolería pasar las navidades lejos de casa y la gente que quiero, me apetece volver y seguir las tradiciones de comer en familia, ver la ilusión de mis primos pequeños, los reencuentros...".

    Como casi todos, lo que más ha extrañado ha sido la comida casera, poder dormir en una cama -allí dormía en una esterilla- las buenas conexiones a internet -recordemos que en China páginas como Facebook o Google están censuradas- y, por supuesto, compartir momentos con la familia y los amigos "una de las cosas que más rabia me da cuando estoy fuera es ver fotos de mis amigos haciendo planes a los que no me puedo unir".

    Por eso, una vez aquí ya tiene muchos planes para disfrutar al máximo su tiempo antes de volver a perderse por el mundo, ya que en poco más de un mes volverá a partir, esta vez a Atenas. Durante las navidades aprovechará para ver a la familia, reencontrarse con viejos amigos, salir de viaje con sus amigas y disfrutar con ellas de aficiones compartidas como esquiar, "comer sin palillos" y "salir mucho de fiesta".

    Cruzando el charco
    También desde muy lejos ha regresado a pasar unos días en familia Marcos García, que está viviendo en Texas, Estados Unidos desde hace ya 3 años. Trabaja en el sector cerámico para una gran empresa multinacional y como él mismo dice, está labrando su futuro en EEUU, aprendiendo año a año y dando lo mejor de sí mismo.

    Allí, dice, le tratan genial desde el primer momento en que llegó, y describe a los tejanos como gente simpática y agradable "te saludan por la calle, te saludan sin incluso conocerte, es algo increíble, te alegran los días".

    "Volver a casa en estas fechas tan señaladas para mí es todo. Siempre que se me da la oportunidad vuelvo a casa" ya que, como explica, es una persona muy cercana a su familia y amigos, aunque reconoce que le encanta viajar y conocer nuevas culturas. Y de momento ha tenido la suerte de poder pasar todas las navidades en casa, rodeado de su gente y eso es algo que agradece, "que las compañías te ayuden a pasar estos días en familia, porque son momentos muy especiales".

    Su intención es pasar la mayoría del tiempo que pueda con sus amigos y familiares, y compartir con ellos algunas de sus aficiones preferidas como esquiar -la semana que viene aprovechará para viajar a Andorra-, o si hace un poco de viento "windusrfear por mi playa de Burriana". Siempre intenta llevarse un buen recuerdo de sus viajes a España y por eso aprovecha al máximo sus vacaciones, "hay que prepararse para 2017".

    Sorpresa llegada de Londres
    María Felguera también echa de menos Burriana. Esta maestra de educación primaria decidió irse a Londres para mejorar el inglés y vivir una nueva experiencia. Trabaja como au pair en Londres desde finales de agosto y, aunque su idea inicial era quedarse todo un curso escolar, ahora ya no opina lo mismo, ya que quiere quedarse hasta conseguir un buen dominio de la lengua, sin importar cuánto tarde.

    Cuida de los niños de la familia con la que vive, y les enseña español, estudia en una academia, y en sus ratos libres se dedica a visitar el Reino Unido: Escocia, Cambridge... y, como explica, lo más bonito de estar fuera es poder conocer a gente de todas partes del mundo.

    Aunque no lleva mucho tiempo en el extranjero, "volver a casa y más en estas fechas es súper bonito. He aparecido por sorpresa y ha sido genial". Porque, aunque es cierto que, como cuenta, la familia y la ciudad han sido acogedores y Londres le encanta, porque es muy cosmopolita, echa de menos el clima, poder ver el sol "no nos damos cuenta de lo que tenemos hasta que nos vamos", poder tomarme un café en una terraza... y sobre todo a mis amigos y mi familia.

    La diferencia en la forma de celebrar la navidad es algo que ha llamado la atención: "allí la navidad es totalmente diferente. Una vez acaba halloween ya es navidad, es súper bonito el espíritu navideño: gente disfrazada, cantando villancicos en las calles..." pero aquí se vive más en familia. Estos días solo quiere reunirse con sus seres queridos y "disfrutar de buena comida, en buena compañía".

    Como ellos, y desde muchas partes del mundo muchos vecinos de Burriana vuelven a casa por navidad, para disfrutar de la magia de estas fechas y volver a sentir el encanto de sus raíces: comida, clima, familia, amigos...

    A todos ellos, y a los que este año celebrará, estos días lejos, Feliz Navidad.

     2 comentarios
    otro
    otro
    28/12/2016 03:12
    Sin fotos

    Pues si. Yo tengo una hija que se fue a Estados Unidos a hacer el doctorado y allí esta hoy dando clases en una Universidad como una burrianense anónima. Estos días también ha venido a casa por Navidad.

    Subir