8 de diciembre de 2019 8/12/19

La Policía Local de Burjassot salva la vida de un varón gracias al uso del desfibrilador del coche patrulla

La Policía Local de Burjassot salva la vida de un varón gracias al uso del desfibrilador del coche patrulla - (foto 1)
    MÁS FOTOS
    La Policía Local de Burjassot salva la vida de un varón gracias al uso del desfibrilador del coche patrulla - (foto 2)

    Era una emergencia, estaba en vilo la vida de un varón joven, y la rápida actuación de la Policía Local de Burjassot hizo que se salvara.

    El pasado viernes, tras recibir una llamada de aviso del 112, en la que se informaba a la Policía Local que un varón, de unos 40 años, estaba en el interior de un vehículo con una posible parada cardíaca, la patrulla se desplazó con la mayor rapidez al lugar de los hechos, con uno de los vehículos de la nueva flota dotados del desfibrilador DESA (desfibriladores externos semiautomáticos) portátiles.

    Una vez en el lugar, los agentes comprobaron que se trataba, efectivamente, de una parada cardíaca y comenzaron a realizarle la reanimación cardiopulmonar con el desfibrilador. Lograron recuperar las constantes vitales del enfermo, que fue posteriormente trasladado a un centro hospitalario para seguir siendo tratado. La vida del varón que se encuentra estable, tal y como han informado desde Policía Local que ha recibido el agradecimiento en persona de la familia del hombre, ya que se han desplazado esta mañana a la comisaría de la Policía Local para informar de su actual estado y darles las gracias.

    Poder contar en los nuevos vehículos policiales con los desfibriladores es de vital importancia ya que, en numerosas ocasiones, son los agentes municipales los primeros en llegar al lugar de un accidente, un siniestro o una alarma por enfermedad, como ha sido el caso. Agentes que se formaban en su uso el pasado mes de febrero y que han podido salvar una vida gracias a dicha formación y a su rapidez en la actuación.

    ocultar
    La Policía Local de Burjassot salva la vida de un varón gracias al uso del desfibrilador del coche patrulla
    Subir