19 de noviembre de 2019 19/11/19

José Martí apuesta por cultura y turismo como claves para el impulso económico del interior de la provincia

José Martí apuesta por cultura y turismo como claves para el impulso económico del interior de la provincia - (foto 1)
  • El presidente de la Diputación de Castellón preside en Benicàssim la gala de entrega de galardones de Letras del Mediterráneo a los escritores Anna Casanovas, Fernando Martínez Laínez, Marin Ledun y Marta Robles

MÁS FOTOS
José Martí apuesta por cultura y turismo como claves para el impulso económico del interior de la provincia - (foto 2)
José Martí apuesta por cultura y turismo como claves para el impulso económico del interior de la provincia - (foto 3)

El presidente de la Diputación de Castellón, José Martí, ha presidido hoy en Benicàssim la gala de entrega de galardones a los cuatro escritores premiados en una nueva edición –la cuarta- de Letras del Mediterráneo, una cita cultural que nació en 2016 para intentar convertirse en una herramienta de promoción de Castellón a través de la literatura y que esta noche ha reunido a numerosas personalidades del mundo de la cultura y la sociedad castellonense.

Los galardonados este año han sido Anna Casanovas, en el apartado de novela romántica, con la obra “Carolina y los valientes”; Fernando Martínez Laínez, en novela histórica, por “El canto de la pardala”; Marin Ledun, en el género de novela negra, por “Descansar o ser libre”, y Marta Robles, que con su obra “La chica a la que no supiste amar” ha logrado el premio de narrativa.

Letras del Mediterráneo promueve como reto el descubrimiento de la provincia de Castellón al gran público a través de novelas de escritores que desarrollan sus tramas, en todo o en parte, en poblaciones o en parajes castellonenses, intentando aportar valor cultural a la industrias turística de nuestras comarcas.

Castellón Letras del Mediterráneo nació en 2016 con el objetivo de promocionar la provincia a través de la literatura. Para José Martí, tal y como ha señalado en el acto celebrado en el hotel Voramar de Benicàssim, “si hay un escenario natural único para ser el origen de una historia, ese es sin duda cualquier rincón de nuestras comarcas. Porque estamos en una provincia bañada por el Mediterráneo, mar capaz de generar por sí solo mil historias, ya en su plena inmensidad o en la orilla de todos los municipios de la Costa Azahar”. Y como Benicàssim, “otros tantos pueblos y ciudades dignos de tener sus propias portadas, ya sea bañados por el Mare Nostrum o arropados por los bellos parajes de nuestro interior”.

Lo que quiere esta nueva Diputación, según ha destacado José Martí, “es diseñar un relato que no tenga que contar historias de la España vaciada, de municipios de interior en declive o de pueblos que desaparecen”.  Y cultura y turismo, por separado o conectados, son a su juicio “dos herramientas perfectas para, al menos, intentar un reto: que vivir en Els Ports, Alt Millars, el Alt y Baix Maestrat, l’Alcalaten, la Plana Baixa, la Plana Alta o Alto Palancia sea sinónimo de salud, de calidad de vida…de bienestar social.

Por su parte, la diputada provincial de Cultura, Ruth Sanz, ha destacado la importancia de que 16 escritores en estos cuatro años “se hayan inspirado en nuestras calles, montañas, castillos y tradiciones para crear historias y sumar, así, un atractivo más para que cada día sean más las personas que nos eligen como destino turístico”.

Los premiados

Anna Casanovas con la novela romántica y nostálgica “Carolina y los valientes”, retrata la época en la que los Beatles actuaron en España… Pero también retrata la historia de un chico y una chica que se conocieron en esta misma ciudad que esta noche nos acoge, una noche de 1963. Ella, Carolina, podía ir donde quisiera, conseguir lo que desease y llegar tan lejos como su inteligencia, su personalidad y su talento la llevasen. Él, Luís, estaba atrapado en un país donde tener ideas podía acabar con todo. Pero se conocieron y no quisieron rendirse. Y es la historia de una chica, de Cata, que las navidades del 2017 decide descubrir la verdad sobre su familia, y la de un periodista, Miguel, que ya no cree en nada hasta que una vieja canción de Carolina y los valientes le recuerda que hay ideas por las que vale la pena vivir, respirar y amar. Porque tal vez el único modo de entender el presente es recuperando nuestro pasado…

Por su parte, Fernando Martínez Laínez, con “El canto de la pardala”. La guerrillera de Morella” relata la historia de La guerrillera Josefa Bosch, “la Pardala”, que luchó contra los invasores napoleónicos en tierras de Morella, participando en la batalla como un soldado más. Tras ser encarcelada y ahorcada por los franceses, su figura – casi olvidada en los registros oficiales durante mucho tiempo- perdura en la memoria del pueblo, que ha dejado su nombre a una de las torres del castillo morellano, escenario de sus gestas. Cuentan que desde allí, la Pardala sigue cantando por las noches en las lunas claras, cuando bajo la mirada atenta de los lobos, los guerrilleros se reúnen con ella llevados por el viento, recordando la gesta heroica de una mujer valiente que dio ejemplo de patriotismo en la hora más amarga de España durante la invasión napoleónica. Esta novela recrea su vida con un dramatismo y humanidad estremecedores.

Marin Ledun nos estremece con la obra “Descansar o ser libre”. Las tres de la madrugada en la ronda sur de Montpellier. Stéphane Guyot, de cincuenta y siete años, es interceptado por la gendarmería por exceso de velocidad, conduce un vehículo robado. La policía descubre que este mecánico sin antecedentes penales es el autor de un gran número de robos de coches, y que viaja con frecuencia a Castellón de la Plana. La teniente Salima Aboutaib intenta comprender la deriva criminal de la vida de un profesional de los de antes, que ha dedicado su vida a la mecánica, con un comportamiento hasta entonces aparentemente ejemplar. Ninguno de los avances de la investigación encaja con el perfil de un delincuente. ¿Para qué roba decenas de vehículos? ¿O para quién? ¿Y qué le lleva a Castellón? En la recta final de su vida laboral este hombre sin historia descubre un amor que es más intenso que ningún otro, la luz de la Costa de Azahar, las expectativas de un futuro lleno de ternura, el dolor y la culpa.

Marta Robles en “La chica a la que no supiste amar”, relata la historia del detective Tony Roures, un tipo cínico y sentimental que recibe la inesperada visita de madrugada de un viejo amigo con quien compartió reporterismo de guerra en Angola muchos años atrás. Se trata de Alberto Llorens, un fotógrafo al que Roures cree felizmente casado con una rica empresaria de Castellón. La realidad, según le cuenta él mismo, es que tiene problemas en su matrimonio y lleva tiempo siendo un asiduo visitante del club de alterne más famoso de todo Levante. Allí fue donde conoció a Blessing, una joven nigeriana prostituida por una red de trata de mujeres, a la que se encuentra atada no solo por la deuda del viaje sino, además, por un ritual de vudú.

Tras serle detectado un cáncer de mamá del que es operada de forma chapucera, la joven se convierte en “mercancía estropeada” y es asesinada. Es entonces cuando Llorens comienza a recibir terribles amenazas con distintos elementos de vudú y, asustado, recurre a su amigo. Roures comienza una peligrosa investigación, en la que poco a poco irá saliendo a la luz una trama criminal, basada en la trata de mujeres, de una crueldad inusitada.

ocultar
José Martí apuesta por cultura y turismo como claves para el impulso económico del interior de la provincia
Subir