26 de febrero de 2021 26/2/21

La última fase de la reforma integral de las Piscinas Municipales de Almussafes ya está en marcha

La última fase de la reforma integral de las Piscinas Municipales de Almussafes ya está en marcha - (foto 1)
  • Está previsto que las obras concluyan durante el mes de enero de 2021, por lo que el consistorio no ofertará durante este periodo los habituales cursos de natación

  • El Ayuntamiento destina 504.252 euros de fondos propios a este proyecto, con el que se renovará al completo el vaso grande y la estructura que la cubre

El Ayuntamiento de Almussafes comenzó la pasada semana las obras que completarán la reforma integral de las Piscinas Municipales de la localidad. El consistorio invierte un total de 504.252 euros en esta quinta y última fase de la intervención, que se centra en la renovación completa de la piscina de mayores dimensiones de todo el recinto y de la estructura que permite su cubrimiento para su utilización durante todo el año. Esta actuación, en la que se tendrá en cuenta toda la normativa actual en materia de seguridad y accesibilidad, impide a la Concejalía de Deportes plantear durante el primer trimestre de la temporada 2020-2021 sus cursos de natación, que se ofertarán una vez concluidas las obras.

Tal y como estaba previsto, tras la finalización de la temporada de verano de las Piscinas Municipales de Almussafes, el pasado lunes 31 de agosto, la infraestructura ha cerrado sus puertas al público para iniciar la última fase de la reforma integral del recinto, que incluye todo lo relativo a la piscina de mayores dimensiones y toda la instalación de la cubierta que permite su utilización durante la temporada de invierno.

Las obras, que comenzaron el pasado martes 1 de septiembre y se desarrollarán hasta mediados del próximo mes de enero, se han adjudicado a la empresa Construcciones Uorconf, S. L. por 504.252 euros, cantidad que se abonará con cargo a las arcas municipales y consistirán en la adecuación de este espacio a las nuevas necesidades de las personas usuarias y de la normativa vigente en materia de seguridad y accesibilidad.

Debido a estas obras, que consisten en la sustitución completa del vaso existente y del  cubrimiento y el cerramiento retráctil actuales, los cursos que habitualmente se ofrecen por parte de la Concejalía de Deportes en esta infraestructura no podrán llevarse a cabo durante los próximos meses. En este sentido, el edil responsable del área, Pau Bosch, comenta que, “aunque esta circunstancia pueda suponer algún inconveniente para las personas usuarias, estoy convencido de que la ciudadanía sabrá valorar el resultado, porque el cambio va a ser sustancial y lo podrán constatar en el segundo trimestres de la temporada, una vez retomada la programación de los cursos de natación”.

Cuando finalice la actuación, en el mes de enero de 2021, se dará por concluida la reforma integral del conjunto del recinto de las Piscinas Municipales de la población, en la que el ejecutivo local ha invertido más de un millón de euros. En total, han sido cinco fases. Primero se actuó sobre la piscina pequeña y su correspondiente depuradora. Posteriormente se intervino en la piscina mediana y en los espacios comunes de todo el recinto y en estos momentos ha comenzado la última de las etapas de “una ambiciosa intervención que los almussafenses y las almussafenses ya han empezado a disfrutar en las temporadas de verano”, recuerda Bosch.

Última fase

Los trabajos consisten en el picado y la sustitución completa del vaso existente, que perderá profundidad, mediante la ejecución de un muro de hormigón gunitado paralelo al límite actual de la piscina, para lo que se utilizará el espacio entre los dos perímetros con la finalidad de alojar la instalación de impulsión y retorno del agua, que se renueva en su totalidad mejorando el sistema existente. Asimismo, está prevista la demolición del suelo y el cambio de pavimentación por uno que se adecue a la normativa actual en materia de resbaladicidad.

La memoria también recoge la sustitución del cubrimiento y del cerramiento retráctil actuales, los cuales dispondrán de unos sistemas más actualizados que garanticen una mínima pérdida de calor y energía. En esta parte, se depondrán dos elementos fijos en los extremos para reducir los pliegues actuales y las zonas de pérdida entre ellos. Por último, está prevista la colocación de una línea de vida para el mantenimiento en el espacio existente en la piscina y el túnel. “En tan solo unos meses estará implementado en su totalidad un proyecto con el que ya hemos conseguido que este equipamiento público vuelva a ser referencia en nuestro entorno”, celebra el concejal.

Subir