17 de febrero de 2020 17/2/20

Los escolares de Almussafes ejercen como policías locales por un día

Los escolares de Almussafes ejercen como policías locales por un día - (foto 1)
    MÁS FOTOS
    Los escolares de Almussafes ejercen como policías locales por un día - (foto 2)
    Los escolares de Almussafes ejercen como policías locales por un día - (foto 3)
    Los escolares de Almussafes ejercen como policías locales por un día - (foto 4)
    Los escolares de Almussafes ejercen como policías locales por un día - (foto 5)
    Los escolares de Almussafes ejercen como policías locales por un día - (foto 6)
    Los escolares de Almussafes ejercen como policías locales por un día - (foto 7)
    Los escolares de Almussafes ejercen como policías locales por un día - (foto 8)

    Treinta escolares de los colegios Pontet y Almassaf participaron la semana pasada en la última campaña de concienciación puesta en marcha por la Policía Local. Bajo el lema "La seguridad vial en el pueblo también es necesaria", los alumnos ayudaron a los agentes a formular preguntas acerca de las costumbres al volante de los conductores que circulaban por Almussafes. Tal y como explica el concejal de Seguridad Ciudadana, Faustino Manzano, la intención es "seguir desarrollando iniciativas similares, con las que poco a poco iremos construyendo sociedades más responsables", destaca.

    La campaña de control y concienciación vial del uso del cinturón de seguridad llevada a cabo del 13 al 19 de marzo por la Policía Local de Almussafes, y que llevaba por lema "La seguridad vial en el pueblo también es necesaria", contó durante dos jornadas con unos agentes muy especiales. Los alumnos de los colegios de educación primaria situados en el municipio, Pontet y Almassaf, participaron el martes 14 y el miércoles 15 de marzo junto a los responsables de llevar a cabo el proyecto en el proceso de difusión de la información entre los conductores que circulaban por la población y sus rondas de circunvalación.

    Concretamente, el martes 14 contaron con la colaboración de 10 alumnos del Pontet, dos por cada curso de entre 1º y 5º de primaria, y el miércoles 15, fue el turno de los del Almassaf. En esta segunda jornada, participaron 20 jóvenes estudiantes de 3º, 4º, 5º y 6º de primaria. "¿Usted utiliza el cinturón de seguridad cuando circula por el pueblo?", "¿Alguna vez le han denunciado por no haberse puesto el cinturón" o "¿Cree que pueden evitarse los accidentes haciendo uso del cinturón?" fueron algunas de las cuestiones que los escolares plantearon a las personas que pasaron por los puestos de control establecidos por los agentes.

    "Con esta novedad pretendemos que poco a poco los jóvenes vayan asumiendo la necesidad de extremar las precauciones al volante y que en el futuro sean ellos los que puedan recordarles a sus familiares que el cinturón de seguridad debe utilizarse siempre, independientemente del tipo de vía por el que se circule", explica el concejal de Seguridad Ciudadana, Faustino Manzano. "Pensamos que, como con otras cuestiones, es importante ir educando en valores desde edades tempranas, por lo que la idea es seguir desarrollando iniciativas similares, con las que poco a poco iremos construyendo sociedades más responsables", destaca.

    El departamento que dirige Manzano ya ha confirmado que en abril se intentará seguir la misma fórmula durante el desarrollo de la siguiente campaña policial que tienen previsto implementar en la Policía Local, que es la relacionada con el control de la velocidad. Así, se dará "continuidad a un proyecto que pretendemos que sea de largo recorrido".

    Los jóvenes fueron los encargados de explicar a los conductores algunas de las cuestiones recogidas en el folleto informativo que se les repartía en los puestos de control habilitados para el desarrollo de la campaña, cuya edición por parte del Ayuntamiento de Almussafes ha sido otra de las novedades con las que ha contado esta campaña de vigilancia enmarcada en el calendario anual de la Dirección General de Tráfico. De esta forma, durante la operación, tanto escolares como agentes explicaban que una de cada cinco muertes en carretera es causada por no llevar el cinturón de seguridad y que los menores con altura igual o inferior a 1,35 metros tienen que ir en la parte de detrás del coche y utilizando siempre el sistema de retención homologado y adaptado a su peso y altura.

    Además, se encargaban de derribar mitos acerca de la conducción, algunos de ellos tan conocidos como los que dicen que en recorridos cortos y por áreas urbanas no es necesario utilizar el cinturón, que mucha gente se ha salvado de accidentes de tráfico por no llevarlo o que conducir un vehículo de alta gama es suficiente para evitar problemas. Todas estas leyendas eran rebatidas por los pequeños agentes en unas jornadas eminentemente formativas que se desarrollaron fuera de los recintos educativos y para cuyo traslado utilizaron todos el preceptivo chaleco reflectante.

    Subir