25 de noviembre de 2020 25/11/20

Los bares y restaurantes de Almussafes no abonarán tasa de terrazas en 2021 para paliar la crisis de la Covid-19

Los bares y restaurantes de Almussafes no abonarán tasa de terrazas en 2021 para paliar la crisis de la Covid-19 - (foto 1)
  • El Ayuntamiento de Almussafes extiende la derogación de la ordenanza reguladora, cuya suspensión se formalizó por el pleno en abril del presente año

MÁS FOTOS
Los bares y restaurantes de Almussafes no abonarán tasa de terrazas en 2021 para paliar la crisis de la Covid-19 - (foto 2)
Los bares y restaurantes de Almussafes no abonarán tasa de terrazas en 2021 para paliar la crisis de la Covid-19 - (foto 3)

Los bares y restaurantes de Almussafes no pagarán nada por instalar sus terrazas durante todo el año 2021. El Ayuntamiento decide prorrogar la suspensión de la tasa por la ocupación del dominio público, una medida tributaria aprobada por el pleno de abril de 2020, en pleno estado de alarma, que se va a mantener tras conocer las nuevas medidas de restricción que afectan al sector hostelero como consecuencia de la segunda ola del coronavirus, la entrada en vigor del toque de queda y la declaración de un nuevo estado de alarma.

El sector hostelero afronta una gran crisis generada por la pandemia del coronavirus que se viene arrastrando desde la declaración del estado de alarma, el pasado 14 de marzo, y de ahí la aplicación, por parte del Consistorio de Almussafes, de una serie de medidas fiscales y tributarias enmarcadas en el Plan de Reactivación Económica del Ayuntamiento de Almussafes para ayudarles a sobrellevar esta situación.

En este sentido, en abril del presente año, la corporación municipal acordó derogar la tasa por la ocupación del dominio local durante todo el 2020 en lo que respecta a la colocación de mesas, sillas, toldos y marquesinas, "como una herramienta imprescindible de apoyo a la reactivación económica de bares, restaurantes y cafeterías, cuya actividad se ha visto mermada y sus ingresos reducidos por la crisis sanitaria”, declaró en su día la concejal de Hacienda, Mar Albuixech, quien explica que “lejos de mejorar, la situación del sector hostelero local se ha visto agravada por la llegada de la segunda ola de la Covid-19, el confinamiento nocturno por el toque de queda en la Comunidad Valenciana y el nuevo estado de alarma decretado por el Gobierno”.

Ante este complicado escenario de excepcionalidad presente y futura, el ejecutivo local ha decidido prorrogar la exención de la tasa durante todo el ejercicio de 2021, renunciando a ingresar los cerca de 20.000 euros que percibirían las arcas municipales el próximo año con el abono del tributo por parte de los más de una treintena de establecimientos que tienen concedido el permiso de instalación de las terrazas. “Estamos al lado del tejido empresarial local en general y del sector hostelero en particular, al tratarse de uno de los más castigados, y de ahí la necesidad de que continuemos adoptando medidas fiscales y tributarias de estímulo que les permitan mantenerse en activo y superar las dificultades económicas, pese a la crisis sanitaria”, concluye la edil.

Subir