25 de octubre de 2020 25/10/20

El Ayuntamiento de Almussafes modifica su calendario fiscal para adaptarse a la declaración del estado de alarma

El Ayuntamiento de Almussafes modifica su calendario fiscal para adaptarse a la declaración del estado de alarma - (foto 1)
  • El consistorio amplía el plazo para el pago de algunos impuestos y devolverá el importe de cursos, actividades y entradas de aquellas iniciativas que no se hayan celebrado

  • También se reintegrará el dinero de la tasa por ocupación del dominio público local del mercado de los martes y de las terrazas correspondiente al periodo de inactividad

La administración local almussafense anuncia que adapta su calendario fiscal con motivo de la declaración del estado de alarma decretado por el Gobierno de España para luchar contra el coronavirus. El consistorio ha decidido ampliar plazos, potenciar el fraccionamiento para el pago de tributos y reintegrar el importe abonado por actividades que no se han podido celebrar. Con este primer paquete de medidas económicas, que según el primer edil, Toni González, no será el único que se apruebe en este sentido, se busca que el proceso “se lleve a cabo de la manera más responsable, justa y cómoda para todos y todas”.

Almussafes ya ha adoptado las primeras decisiones en el plano económico como consecuencia de la crisis sanitaria generada por el coronavirus. La declaración del estado de alarma ha provocado la modificación de su calendario fiscal. Las primeras medidas adoptadas en este sentido, que según el ejecutivo municipal no serán las únicas, están relacionadas con el fraccionamiento en el pago de tasas y la devolución de aquellas que gravan actividades que por las circunstancias actuales no han podido desarrollarse.

“La situación que estamos viviendo nos obliga a adaptarnos a nivel administrativo. En un momento en el que muchas personas no están obteniendo ingresos debido al estado de alarma, en el que además tan solo estamos funcionando con servicios mínimos en el consistorio y en el que muchas iniciativas no están realizándose debemos reorganizarnos para reintegrar pagos, ampliar plazos y potenciar el fraccionamiento para que todo se lleve a cabo de la manera más responsable, justa y cómoda para todos y todas”, resalta el alcalde, Toni González.

En primer lugar, se ha decidido ampliar hasta el 1 de julio el plazo para presentar las solicitudes de fraccionamiento del Impuesto de Bienes Inmuebles del ejercicio 2020, sin intereses de demora, siempre que se cumplan los requisitos establecidos en la ordenanza correspondiente, procediéndose a realizar el primer cargo en cuenta el 10 de julio de este año. También en relación con el IBI, se amplía el periodo para presentar las solicitudes de bonificación de este impuesto por familia numerosa hasta el 1 de junio.

En segundo lugar, se devolverá el importe cobrado en concepto de cursos y actividades del consistorio por la parte del periodo de tiempo que no se han podido impartir los mismos debido al cierre de las instalaciones municipales, para lo que será necesario presentar una solicitud por parte de la persona interesada. Esta restitución incluye las mensualidades de las actividades deportivas y los tickets para eventos culturales y recreativos que no se hayan podido llevar a cabo, como las entradas del cine o de los espectáculos de magia previstos para el Congreso Mágico Nacional, que tal y como se anunció se ha aplazado para el mes de septiembre. Igualmente, deberá pedirse al Departamento de Cultura del Ayuntamiento.

Finalmente, el ejecutivo municipal procederá a la devolución de la parte proporcional de la tasa por ocupación del dominio público local del mercado ambulante del martes correspondiente al periodo de tiempo que se mantenga suspendido. En este punto se incluye también la ocupación de espacio con mesas, sillas y marquesinas por parte de los establecimientos hosteleros, dado que no se ha producido el hecho imponible.

Pago de tasas e impuestos

Con la citada reorganización del calendario fiscal, se han modificado ya los periodos para el abono de diversas tasas, retrasando y ampliando las fechas de pago y potenciando el fraccionamiento del mismo. El IBI de naturaleza urbana y rústica deberá pagarse entre el 6 de mayo y el 24 de julio, con lo que se retrasa en 15 días el inicio del cobro y se alarga más allá de los dos meses habituales (con posibilidad de hacerlo efectivo en tres plazos y sin intereses de demora). El primer vencimiento se cargará el 10 de julio, el segundo el 5 de octubre y el tercero el 7 de diciembre.

El pago por el uso de espacio en el marcado exterior se amplía hasta el 23 de junio (3 meses), el del mercado interior y las marquesinas hasta el 20 de mayo (1 mes) y el de los vados hasta el 22 de junio (1 mes). El Impuesto de Actividades Económicas (IAE) y el Impuesto de Vehículos de Tracción Mecánica (IVTM) de momento se han quedado fuera del primer paquete de medidas “porque se suelen cobrar a finales de año y hay margen para decidir cómo reestructurar la manera de hacerlos efectivos”, señala el alcalde.

Subir