16 de febrero de 2020 16/2/20

Almussafes, punto de atención físico del proyecto de inserción laboral “La Ribera Impulsa”

Almussafes, punto de atención físico del proyecto de inserción laboral “La Ribera Impulsa” - (foto 1)
    MÁS FOTOS
    Almussafes, punto de atención físico del proyecto de inserción laboral “La Ribera Impulsa” - (foto 2)

    A partir del próximo mes de abril, Almussafes se convertirá junto a Sueca en uno de los dos puntos de atención físicos que utilizará el nuevo proyecto impulsado por la Mancomunitat de la Ribera Baixa, "Impulsa La Ribera", una iniciativa innovadora con la que se pretende abordar la búsqueda de empleo desde un punto de vista novedoso y abarcando todos los aspectos que intervienen durante el proceso. Según han explicado ya los promotores, el proyecto intentará que los participantes se desprendan de los comportamientos pasivos asociados a la forma tradicional de la persona en paro y lo hará a través de sesiones individuales y colectivas en las que participarán expertos en ámbitos tan diversos como la administración y dirección de empresas, la marca personal, la psicología, la inteligencia emocional, la inserción sociolaboral y las redes sociales. Hoy se han reunido los responsables del programa para ultimar los preparativos de la puesta en marcha.

    El Ayuntamiento de Almussafes acaba de adherirse a "La Ribera Impulsa", el nuevo proyecto promovido por la Mancomunitat de la Ribera Baixa a través del Consorcio de la Ribera que pretende mejorar la empleabilidad de las personas en paro de la comarca y fomentar el emprendimiento social. Según sus creadores, se trata de un programa de innovación social, integral, participativo y dinámico con el que se abordará el fenómeno de la búsqueda activa de empleo desde una perspectiva novedosa que llevará a sus participantes a reforzar sus competencias para la inserción laboral, especialmente en el ámbito del emprendimiento.

    Los desempleados elegidos para formar parte de esta iniciativa contarán durante todo este proceso, que se desarrollará del 1 de abril al 30 de septiembre de este 2017, con dos puntos de atención físicos, uno de ellos situado en el Centro Municipal de Formación de Personas Adultas de Almussafes, con lo que el consistorio muestra una vez más su pleno compromiso con la reducción de la tasa de desempleo poniendo a disposición de los vecinos todos los recursos físicos y económicos a su alcance para lograr el tan anhelado paro técnico. Junto a Almussafes, Sueca será la otra sede en la que se lleven a cabo las sesiones presenciales con los usuarios. Ambas sedes pondrán a disposición del proyecto y a tiempo completo durante su desarrollo un aula con capacidad para al menos 15 personas, equipada con mobiliario y un mínimo de 10 ordenadores, y un despacho diferente al anterior con capacidad para tres personas, con mobiliario, dos ordenadores, teléfono y conexión a Internet.

    Precisamente, hoy jueves 30 de marzo, los responsables de la Mancomunitat de la Ribera Baixa y del Consorcio de la Ribera y las coordinadoras de las agencias de desarrollo local de estas dos poblaciones se han reunido en la sede que el organismo mantiene a Sueca para ultimar los preparativos que permitirán la inminente puesta en marcha de este plan, del que ya se ha implementado durante los meses de enero y febrero la primera fase, consistente en la difusión del programa, la selección de los participantes y las entrevistas personales.

    A partir del 1 de abril dará comienzo la segunda fase, durante la que los cinco equipos formados aprenderán aspectos relacionados con las técnicas de empoderamiento, capacitación, motivación para la búsqueda de empleo y la autonomía personal, la autoestima, el trabajo en equipo, las habilidades sociales, el desarrollo personal y el crecimiento profesional.

    Experimental e innovador

    Por sus características, "Impulsa La Ribera" puede considerarse un proyecto experimental e innovador. Tal y como explican desde la Mancomunitat de La Ribera Baixa, "propone un cambio de enfoque con principios de la economía participativa, con una metodología participativa y solidaria en la que se involucra de manera activa a las personas utilizando las redes y recursos locales ya existentes", señalan. Además, cuenta con la colaboración "de distintos profesionales de los ámbitos público y privado que intervienen de manera voluntaria aportando sus conocimientos y experiencias y utilizando técnicas y dinámicas construidas y contrastadas en proyectos realizados a nivel europeo".

    Con todos estos ingredientes, y a través de sesiones individuales y colectivas, el proyecto intentará que los participantes se desprendan de los comportamientos pasivos asociados a la forma tradicional de la persona en paro. Para ello, propondrá una serie de actuaciones de motivación y refuerzo personal a través de las cuales "la persona en paro pasa a tener una actitud proactiva y de trabajo en equipo que llama al cambio y a la acción y al descubrimiento de las competencias y habilidades de que disponen para encontrar trabajo o desarrollar su proyecto empresarial".

    Los participantes en el proyecto, que tendrán también la oportunidad de simular la puesta en marcha de una empresa de economía social, con su creación, gestión y funcionamiento como cooperativa de trabajo asociado, contarán con un amplio equipo de expertos en diversos ámbitos. Así, además de la persona tutora, que será la denominada "dinamizadora de oportunidades", y del coordinador, para el desarrollo de los talleres contarán con el apoyo de profesionales especializados en materias como la psicología, la inserción sociolaboral, la inteligencia emocional, la innovación social, el diseño de proyectos, la marca personal, las técnicas de búsqueda de empleo 2.0, los itinerarios de emprendimiento o la administración y dirección de empresas, entre otras ramas.

    Subir