23 de septiembre de 2019 23/9/19

La residencia de Almassora regula la contratación de suministros energéticos recomendada por Intervención

La residencia de Almassora regula la contratación de suministros energéticos recomendada por Intervención - (foto 1)

La Residència i Centre de Dia Municipal de Persones Majors Depenents de Almassora ha formalizado su adhesión al convenio de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) para la contratación de los suministros de agua y gas. El centro regulará así estos servicios y cumplirá con la recomendación del interventor municipal reflejada en su balance de 2018.

La adhesión al convenio de la FEMP evitará que la dirección del centro tenga que sacar a licitación pública estos contratos y, por lo tanto, “acortará los trámites y ahorrará trabajo administrativo”, como ha confirmado la concejala de Servicios Sociales y presidenta del consejo de administración, Diana Belliure.

Cabe recordar que el centro ha cumplido en los últimos ejercicios el objetivo de estabilidad presupuestaria recogido en la Ley Orgánica 2/2012 y que en el último balance se registró un saldo positivo de cerca de 6.000. Así lo refleja también la auditoría externa que cada año contrata el geriátrico para dar cuenta del buen estado de las cuentas de la empresa municipal.

Para la concejala de Servicios Sociales, “el auténtico valor de estas cifras es que las consiguimos después de aplicar mejoras sustanciales en cuanto a recursos, instalaciones y personal disponible en el centro”. Los resultados demuestran que “una gestión eficiente no está reñida con la calidad de un servicio público del que disfrutan más de 70 usuarias y usuarios y sus familias”, según Belliure.

Para ello, la aportación municipal al centro creció en el pasado ejercicio hasta alcanzar los  123.619,20 euros, unos fondos con los que el centro acometió trabajos de pintura en la primera planta del centro, renovó los equipamientos de la cocina y de la lavandería y acondicionó el sistema de riego del huerto del centro. No obstante, el grueso del presupuesto del centro depende del 1.230.240 euros que aporta la Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas para hacer frente a los gastos de personal y de funcionamiento.

Desde principios de 2018, la residencia ha abierto cinco bolsas, la última de las cuales está destinada a personal administrativo. Previamente, el centro renovó las listas de profesionales disponibles para los servicios de cocina, enfermería, psicología y gestión administrativa. De este modo, la empresa municipal ha conseguido superar las cifras de contrataciones previas a los recortes aplicados por el anterior equipo de gobierno y que la plantilla cuente actualmente con 43 trabajadoras y trabajadores.

 

ocultar
La residencia de Almassora regula la contratación de suministros energéticos recomendada por Intervención
Subir