elperiodic.com
SELECCIONA IDIOMA
Valencià

Almassora redujo en 2011 un 22,8% el abandono de perros en sus calles

Almassora redujo en 2011 un 22,8% el abandono de perros en sus calles - (foto 1)
  • El ayuntamiento recogió 243 canes en 2011 frente a los 315 contabilizados en el año 2010

El Ayuntamiento de Almassora registró el pasado año una notable caída en el número de perros abandonados gestionado por el municipio en relación con el resultado obtenido en el periodo inmediatamente anterior. El balance de 2011, facilitado por la titular de la cartera de Salud Pública, Inmaculada Esteller, advierte que en 2011 el grupo de los perros fue el más destacado, con 243 ejemplares. Sin embargo, “se registra una caída del 22,8% en relación al ejercicio 2010, cuando fueron 315 los canes abandonados”, ha incidido la regidora del área.

“Se trata de un registro alto pero con una tendencia positiva, puesto que se advierte una caída importante que nos anima a seguir trabajando en este ámbito”. Un sector en el que el consistorio facilita un servicio, el de recogida, con la finalidad no solo de promover la devolución de la mascota a sus titulares, sino de fomentar su adopción y también evitar posibles accidentes en la vía pública, tal y como ha explicado Esteller.

El cómputo global de abandonos en 2010 fue de 312 mascotas, 243 perros, 67 gatos, un hurón y un cerdo. Un número que también registra una caída respecto al cómputo del ejercicio 2010, en el que tal y como ha manifestado la regidora del área, fueron 315 los perros y 69 los gatos recogidos en las calles, y a los que se sumaron un cerdo y un gallo.

En el apartado de adopciones, en 2011 fueron 27 los perros entregados a nuevas familias, a los que se sumó un hurón, mientras que las devoluciones a los titulares se situaron en 21 perros y un gato. El cómputo general en 2011 fue de medio centenar de animales devueltos a propietarios y familias adoptivas. Un cupo similar al contabilizado en el ejercicio inmediatamente anterior, ya que en 2010 fueron 61 los animales que volvieron a tener un hogar.

Por lo que respecta a las licencias que el Ayuntamiento de Almassora concedió en 2011, fueron 111 las administradas por la localidad para la tenencia de animales que requieren de esta documentación. Asimismo, ha señalado la titular de la cartera de Salud Pública, “el censo municipal se situó en 1.306 registros, frente a loas 1.181 animales inscritos en 2010 y las 85 licencias que se concedieron en este mismo ejercicio”.

“Desde el consistorio seguimos instando a los vecinos que poseen mascotas a acudir al consistorio para darles de alta en el censo municipal, de modo que obtengamos un mayor control y, en caso de pérdida, se pueda localizar a los propietarios a la mayor brevedad posible”, ha considerado la regidora. En este sentido, cabe señalar que el Registro Informático Valenciano de Identificación Animal (RIVIA) contabiliza en Almassora la existencia 3.90e perros de los cuales 166 son ejemplares que pertenecen a razas potencialmente peligrosas.

Zonas de ocio canino

Cabe señalar que el Ayuntamiento de Almassora facilita desde el pasado año a los titulares de mascotas dos áreas de recreo canino con el objetivo de posibilitar la suelta y esparcimiento de animales domésticos en zonas acotadas para tal efecto. “En el grupo Pío XII disponemos de un espacio y en el parque Manuel Pesudo poseemos otra área canina”.

Ambas, tal y como ha indicado Esteller, “reciben un servicio de mantenimiento y limpieza continuado a través de la cartera de Servicios Públicos, si bien es fundamental la colaboración de todos los usuarios para evitar la degradación de los mismos”. En este sentido, ha considerado la regidora, “agradecemos la implicación y el compromiso de todos los usuarios que emplean estos complejos puesto que el respeto y conservación de los mismos repercute positivamente sobre el uso que se da a las instalaciones”.

Cabe señalar que Almassora regula con una ordenanza aprobada en 2004 la tenencia de animales al objeto de regular, entre otras, la degradación de espacios públicos por las deyecciones indebidas de las mascotas en vía pública.

Subir