7 de marzo de 2021 7/3/21

Almassora aprueba sin votos en contra su presupuesto más inversor para vencer la COVID-19

Almassora aprueba sin votos en contra su presupuesto más inversor para vencer la COVID-19 - (foto 1)
  • Las cuentas superan los 35,1 millones y reservan el 31,6% a nuevos proyectos

El pleno del Ayuntamiento de Almassora ha aprobado esta tarde el presupuesto más inversor y social de su historia con el objetivo de crear empleo y recuperar la economía local tras la COVID-19. Así ha definido la alcaldesa, Merche Galí, unas cuentas que alcanzan los  35.161.135,36 euros y que reservan el 31,6%, un total de 11.150.894,86 euros, a nuevos proyectos en 2021. Las cuentas han salido adelante con los votos favorables de PSOE y Ciudadanos y la abstención de los grupos de la oposición, Partido Popular y Compromís.

La aprobación del presupuesto se enmarca dentro del orden del día ordinario para avanzar la tramitación y que entre en vigor a comienzos del nuevo año. Para Galí, “no hay tiempo que perder para poder ejecutar un capítulo de inversiones que crece cerca de seis millones respecto a 2020 y que obliga a todos los departamentos a trabajar a pleno rendimiento para cumplir los plazos”.

En concreto, el presupuesto, que pasa de 28,6 a 35,1 millones en un año, suma 32 líneas de inversión con proyectos “potentes y necesarios” como los colegios Santa Quitèria y Embajador Beltrán y el IES Álvaro Falomir, subvencionados con más de seis millones de euros de la Generalitat Valenciana. Las infraestructuras educativas se suman a actuaciones en todos los barrios. Fátima, Corell, la Vila, Pío XII, Santa Quitèria, los polígonos industriales y la playa absorberán fondos en 2021.

Ejecutar estas actuaciones conlleva también la llegada de 1.448.393,16 euros de fondos FEDER de la Unión Europea para cofinanciar la mejora del paseo Vora Riu, la reforma del bulevar San Jaime, los leds de la playa, la rehabilitación del Auditori Les Boqueres, la compra de terrenos de la pantalla verde, la peatonalización del casco antiguo, las excavaciones en el yacimiento del Torrelló del Boverot o el anillo de fibra para la mejora del acceso a internet.

“Apostar por las inversiones supone dar trabajo a las empresas y garantizar así la consolidación de sus plantillas, además de mantener el flujo de consumo en hostelería y negocios locales”, según Galí, tras certificar una inyección de más de 300.000 euros en empresas de Almassora durante 2020 a través del Plan Reactivem.

Al margen de las inversiones, el otro capítulo que marca las cuentas de 2021 es el del empleo, con cerca de 1,3 millones de euros en diferentes programas encaminados a la formación y la creación de puestos de trabajo. El Centro de Formación se somete en estos momentos a obras de mejora de la seguridad para reforzar su carácter permanente como aula de aprendizaje a través de distintos planes municipales y autonómicos.

El carácter social de las cuentas también viene dado por la congelación de impuestos, la rebaja de tasas como la implantación de energía social, la bonificación por la ocupación de terrazas de hostelería y mercados y la creación del I Plan de autónomos y pymes. La presión fiscal bajará en 2021 tras el cierre del ejercicio actual que deja la deuda municipal al 9%.

Subir