24 de agosto de 2019 24/8/19

Recomendaciones para rebajas de la OMIC

Como cada año, tras el final de la campaña de Navidad, los establecimientos afrontan la campaña de rebajas. Aunque el Gobierno liberalizó los periodos de rebajas en 2012, y cada vez es más común ver los carteles de descuentos mezclados con otras promociones durante cualquier momento del año, los consumidores siguen marcando esta fecha en el calendario y acuden a las tiendas en busca de descuentos.

Por este motivo, recordamos los derechos de los clientes, y varios consejos para aprovechar al máximo este periodo sin sobresaltos:

Planifica las compras, en la medida de lo posible. Pensar de antemano lo que se va a comprar y atender a las necesidades son dos consejos para evitar compras compulsivas.

Conoce las condiciones del establecimiento. Los comercios tienen derecho a establecer condiciones especiales para las compras en rebajas, pero deben indicarse expresamente y de forma visible. En caso de duda, lo más aconsejable es preguntar al responsable del establecimiento antes de comprar.

Información del establecimiento. El periodo de rebajas deberá estar anunciado en el establecimiento en sitio visible al público, incluso cuando esté cerrado. También visible deberá estar el anuncio de pago con tarjeta, pues puede darse el caso de que los establecimientos no admitan este sistema de pago. Finalmente, como hemos dicho ya, se debe informar de las condiciones de cambios y devoluciones, si se ofrece esta posibilidad.

Revisa precios y descuentos. Los objetos rebajados deben mostrar su precio original, además de ir acompañado bien del nuevo precio rebajado, bien del porcentaje de rebaja indicado de forma clara.

No es lo mismo "rebaja" que "saldo". La calidad del producto, prosigue la OCU, no puede diferenciarse en nada de la que tenía antes de estar rebajado. Los productos con taras no son rebajas, sino saldos y deben ofrecerse como tales.

Guarda los tiques y facturas. Es necesario guardar los tiques o facturas simplificadas de las compras, para posteriormente reclamar un defecto, o solicitar un posible cambio, o devolución, si como hemos dicho, el establecimiento los admite...

Guarda también los anuncios y folletos. Además, es recomendable conservar los folletos publicitarios en los que aparezca reflejada la oferta bajo la que se ha realizado la compra, ya que lo anunciado tendrá "carácter contractual".

Los productos comprados en rebajas tienen garantía. El servicio pos-venta y la aplicación de la garantía son iguales para todos los bienes y servicios de consumo, independientemente de que compres el producto durante las rebajas o fuera de ese periodo.
Defiende tus derechos también en Internet. En Internet también existen rebajas y en las compras realizadas por esta vía el cliente cuenta con el "derecho de desistimiento". Un privilegio que permite al consumidor "dejar sin efecto un contrato celebrado a distancia sin necesidad de justificar su decisión y sin penalización alguna" en un plazo de 14 días naturales desde la recepción de los productos.

Tienes derecho a poner una reclamación. Además, recuerda, los consumidores tienen el mismo derecho a pedir una hoja de reclamaciones (o formularla electrónicamente, o en cualquier soporte duradero), o a acogerse al sistema de Arbitraje de Consumo siempre que el establecimiento esté adherido. 

ocultar
Recomendaciones para rebajas de la OMIC
Subir