13 de noviembre de 2019 13/11/19

Moltó: «Es muy injusto que los ayuntamientos que hemos hecho bien las cosas se nos continúen pidiendo que cumplamos con la regla de gasto»

    El plan económico financiero es obligatorio, y supone que el Ayuntamiento de Alcoy tenga que bloquear un millón de euros de gasto corriente para cumplir con la regla de gasto que es obligatoria para los municipios. El plan se aprobó con los votos a favor del PSOE, el voto en contra del Partido Popular y la abstención del resto de grupos. La ley de Racionalización obliga a las entidades locales a pagar a las entidades bancarias antes de poder utilizar este dinero para realizar obras o servicios necesarios a la ciudad. La concejal de Hacienda, Vanessa Moltó, destaca la injusticia de tener que llevar adelante este ajuste: «Todos sabemos que esta ley es muy injusta, sobre todo, para Ayuntamientos como el de Alcoy que hemos hecho bien las cosas: hemos saneado nuestras arcas, tenemos resultados con superávit y el endeudamiento históricamente más bajo pero, no tenemos más remedio que cumplir con la legalidad».

    Moltó también contesta a las acusaciones de falta de previsión en el presupuesto: «La imprevisión más grande que han tenido los presupuestos de Alcoy han sido las sentencias judiciales por culpa de los desastrosos proyectos urbanísticos del Partido Popular. No podemos olvidar que el plan de ajuste del 2017 estuvo condicionado por la sentencia del Bulevar y el del 2018, por la sentencia judicial de Serelles». Y la edil también pone en evidencia las contradicciones del PP de Alcoy: «También es surrealista que el PP vote en contra del ajuste cuando esta ley la aprobaron ellos. El resto de grupos por responsabilidad se abstuvieron, y ellos votan en contra sin aportar tampoco ninguna propuesta técnica de mejora del plan. No parece que sean esa oposición responsable que quieren hacernos creer que han venido a ejercer sino más bien, una oposición con contradicciones constantes que vota en contra del mismo Partido Popular».

    Y añade: «De un lado nos piden que hagamos cosas, inversiones, mantenimiento... pero por otro, la ley que aprobó el PP a Madrid nos dice que el gasto sea menor, ¿Cómo lo hacemos? Porque sin que se flexibilice esta norma para los ayuntamiento que hacemos una buena gestión económica, será complicado llevar adelante determinados proyectos. Sin embargo, el gobierno de Alcoy continuará con su buena gestión económica sin renunciar a seguir haciendo presupuestos que puedan dar respuesta al mayor número posible de las necesidades de nuestra ciudad».

    ocultar
    Moltó: «Es muy injusto que los ayuntamientos que hemos hecho bien las cosas se nos continúen pidiendo que cumplamos con la regla de gasto»
    Subir