-Fallece a los 82 años el “padre Ximo” después de más de 40 años como capellán de prisiones en Valencia :: elperiodic.com

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las 'cookies'. Sin embargo, puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.
Acepto     Más información
rss facebook twitter Canal elperiodic.com youtube  lasprovincias.es
Viernes 24 de octubre de 2014 |
google
elperiodic.com
Edición Valencia
Sociedad

Fallece a los 82 años el “padre Ximo” después de más de 40 años como capellán de prisiones en Valencia

14/08/2012 | elperiodic.com  
recomendar
imprimir
a mis favoritos
disminuir letra
aumentar letra
comentar
ver en PDF
• El Arzobispo preside hoy a las 19 horas la misa exequial en la parroquia Virgen de Fátima

El sacerdote jubilado Joaquín Montes Mollá, popularmente conocido por el “padre Ximo” o el “padre de los presos”, que durante más de 40 años se dedicó a la atención pastoral de los reclusos en la diócesis de Valencia, ha fallecido esta pasada madrugada en la residencia sacerdotal Betania, de la localidad de Quart de Poblet a los 82 años de edad.

El arzobispo de Valencia, monseñor Carlos Osoro, presidirá hoy a las 19 horas, la misa exequial por su eterno descanso en la parroquia de Nuestra Señora de Fátima, de Valencia, en la calle Jumilla, 4, según han informado hoy a la agencia AVAN fuentes del Secretariado Diocesano de Pastoral Penitenciaria, que han precisado que la capilla ardiente permanecerá abierta en el Tanatorio Municipal de Valencia hasta media hora antes.

En septiembre de 2009, el ‘padre Ximo’ fue distinguido con la Medalla al Mérito Social Penitenciario otorgada por la secretaría general de Instituciones Penitenciarias del Ministerio del Interior, en reconocimiento a su labor con presos durante estas cuatro décadas, según las mismas fuentes.

Joaquín Montes Mollá nació el 6 de julio de 1930 en la localidad valenciana de Ontinyent, en la que también recibió la ordenación sacerdotal en 1954.

En 1955 fue nombrado vicario parroquial en la parroquia de San Juan Bautista, de Manises, donde permaneció hasta 1958, año en el que fue trasladado como párroco a la iglesia del Inmaculado Corazón de María, de la misma localidad, hasta 1962.

Durante el año siguiente, estuvo párroco en la Font d´En Carrós, tras lo cual ocupó diversos cargos como misionero hasta 1968.

El 28 de junio de ese año entró como párroco en San Pedro Apóstol, de Moixent, donde permaneció hasta 1970. Según han informado fuentes parroquiales a la agencia de noticias AVAN, “hoy martes, la parroquia realizará un toque de campanas en su memoria y el domingo se le nombrará en la solemne misa que tendrá lugar con motivo de la festividad de los Santos Abdón y Senen”. Del mismo modo, “el lunes, martes y miércoles de la semana que viene se ofrecerán las misas en sufragio del sacerdote Joaquín Montes Mollá”, añaden las mismas fuentes.

En 1970 fue nombrado capellán de la entonces Cárcel Modelo de Valencia y desde entonces se ha dedicado ininterrumpidamente a la atención pastoral de la población reclusa. Fue director del Secretariado Diocesano de Pastoral Penitenciaria desde 1996, y, ya jubilado, continuó acudiendo el Centro Penitenciario de Picassent, donde celebró su última misa el pasado 31 de mayo, el día anterior al agravamiento de su enfermedad. Desde el 2010 era capellán voluntario de este centro penitenciario.

También fue capellán del Colegio La Misericordia de Valencia, y arcipreste del antiguo Arciprestazgo “Avenida de Castilla”.

“Un gran modelo y ejemplo para todos los capellanes y voluntarios, que se volcó por los presos”
Según ha indicado hoy a la agencia AVAN el sacerdote mercedario y actual responsable del Secretariado Diocesano de Pastoral Penitenciaria, Javier Palomares, “el ´padre Ximo´ fue un gran sacerdote, un gran modelo y un gran ejemplo para todos los capellanes de prisiones y voluntarios, que se ha dedicado en pleno hasta el último momento a cuidar de los presos, a defender su dignidad, y a dar la cara por muchos, incluso cuando había quienes no daban un duro por ellos”. Palomares ha añadido que el sacerdote fallecido “estaba también siempre por todos los juzgados tratando con abogados, jueces, fiscales, y también en la prisión con los directores, para conseguir humanizar las prisiones y mejorar la dignidad de las personas presas”.

Comparta este artículo
  • Currently 0.00/5
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
Puntuación: 0.0/5
No hay comentarios en el artículo

Si deseas registrar tu nombre e imagen en los comentarios haz
click aquí
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Más noticias de hoy en la Provincia de Valencia
Opinión
24/10/2014 - El mirador de l’Alcora
Plusvalías
21/10/2014 - Perdone que no me levante
¿Exceso de celo o falta de empatía?
24/10/2014 - En busca de la verdad
La cruda realidad
20/10/2014 - Picos Pardos
La Sanidad en venta
21/10/2014 - Camins de l´Alcora
A pie por el secano Alcalatén
20/10/2014 - Columna de Michel
España: ¡Un país enloquecido!
20/10/2014 - Con todos mis respetos
De lo puro y de lo impuro
Más noticias de hoy en la Comunitat Valenciana
Humor
Ditalulling