Divendres 20 de Abril de 2018

-La querella contra el juez Pablo Llarena :: Reflexionando, que no es poco :: elperiodic.com

Versió Clàsica
Edició
Reflexionando, que no es poco
Reflexionando, que no es poco
Por Cesar Llorca

La querella contra el juez Pablo Llarena

16/04/2018
a mis favoritos
disminuir letra
aumentar letra
comentar

Después del aplazamiento sine die del Parlament que estaba convocada para proceder a la investidura como president de Jordi Sánchez, contraviniendo los informes de los letrados del Parlament y debido a que el juez Llarena no ha permitido la excarcelación del pretendido aspirante. Roger Torrent ha promovido por obra y gracia de la instrumentación partidaria de la institución, una “Querella criminal por prevaricación” contra el Juez Llarena, instructor del caso del “Proces”. 

Los grupos independentistas Junts per Catalunya y ERC impusieron el viernes 13, su mayoria en la Mesa del Parlament para aprobar que la institución presente una querella por prevaricación contra el Juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena.

A mí me parece que esa “Querella” no va a tener los efectos deseados por Torrent, que se empeña - según sus manifestaciones - en lograr la República y las libertades de manera permanente y total. Porque presentar una querella contra el juez Llarena, no ha provocado el fin de la situación dantesca en que se encuentra el Parlament. Incapaz de presentar un candidato, sin cargas judiciales a la espalda, y que sigue apostando por dilatar ese escenario de caos político, económico y social en Cataluña.

La “estrafalaria querella” me permite abordar, una modesta reflexión, porque se ha realizado o se va a plantear, en una situación caracterizada por  lo que es, en gran parte, el resultado del fracaso total y absoluto del Gobierno de Mariano Rajoy, en todos los frentes a los que debía como gobierno haber intentado al menos “Alguna mínima solución”.

Por esa razón, y sin pretenderlo, si se interpone la anunciada “Querella criminal” contra el Juez Llarena, va a aumentar aún más la dimensión de este juez como una buena referencia para millones de españoles.

Porque después de la no respuesta a la euro-orden para ser extraditado Carles Puigdemont por los delitos de Rebelión, por la Audiencia Territorial alemana, que por el momento ha vetado que Puigdemont se entregado a la Justicia española, la mayoria de los Magistrados de la Sala Segunda del Tribunal Supremo, aparecen como la autoridad que no se rinde de sus funciones y Pablo Llarena de manera muy significativa. 

Porque consideran que esa decisión del Tribunal Territorial alemán de vetar la entrega de Puigdemont por un “Presunto delito de Rebelión”, es una decisión inadmisible, derivada únicamente del mal entendimiento del propósito de colaboración con  la orden de detención y entrega europea.

El máximo órgano jurisdiccional español, por lo que se sabe, está dando la batalla jurídica, hasta donde le sea posible, entiendo yo hasta lograr la entrega del ex -president Puigdemont.

Porque lo que está en juego ahora, es la soberanía de uno de los poderes del Estado español, - el poder judicial -, que no puede ser coartado por ninguna otra instancia, para enjuiciar lo que se estima un “Golpe de Estado” perpetrado por el independentismo los días 6 y 7 de septiembre pasados y el 1 de octubre del 2017.

Y a mí me parece, que en el Tribunal Supremo al igual que en amplios sectores de la sociedad, se tiene el convencimiento de que el Gobierno de Mariano Rajoy, ha fracasado tanto en los aspectos operativos y policiales como fue el desastre del 1 de octubre, sino también en el terreno político, porque la judializacion de la crisis catalana, sin ningún acompañamiento de propuestas políticas que pudiesen ser un remedio, “Han estado ausentes”.

Y esa opinión crítica, yo creo que la compartimos muchos españoles y porque no, el Tribunal Supremo: “El Gobierno de Mariano Rajoy, ha perdido la batalla de la opinión pública”. Y ahora, ya no está en otra situación, que la de esperar que los Jueces resuelvan los problemas del Independentismo, que solo puede abordarse con propuestas políticas y no escondiéndose detrás de las “Togas de los Magistrados”. 

Y que dicho con otras palabras, el crecimiento de esas realidades, como son el inmovilismo, la inacción y el mal cálculo de la estrategia de “Dejar que pasen las cosas” habitual en Mariano Rajoy, ha contribuido enormemente a llevar la situación de Cataluña a un terreno impracticable de soluciones políticas.

Y es que, las responsabilidades políticas – no las penales – de lo que puede ocurrir en Cataluña, está irremediablemente repartido entre la “Irresponsabilidad delictiva de los líderes independentistas” y el enroque torpe de Mariano Rajoy, que en el fondo, ni ha hecho, ni propuesto, NADA, porque ya está, solo para que dimita como Presidente, y el pueblo soberano podamos decidir un nuevo Gobierno progresista de izquierdas, liderado por Pedro Sánchez como Presidente.

Y es que Mariano Rajoy, esta ya desarbolado porque concurren varias crisis: La corrupción que ya forma un rosario de procesos donde la corrupción ha sido la seña de identidad del PP, la crisis de la confianza que ya se le ha perdido, porque la ciudadanía no le reconoce “Sus virtudes de gestión económica”, entre otras. Como los Presupuestos Generales del Estado, que siguen en el alero. Y la crisis catalana que es el “Nudo Gordiano” de la política española.

Hoy el único poder estatal que responde a pleno rendimiento - porque el legislativo está paralizado por el Gobierno -  es el judicial, al que parece que el Gobierno de Rajoy le haya redirigido la gestión del problema independentista.

Y a mí me parece, que los Jueces, que están cumpliendo con su obligación, son a estas alturas conscientes de que hay responsabilidades que no les conciernen, porque una buena parte del problema en Cataluña es de naturaleza política. O lo fuera, si el Gobierno hubiera implementado antes dos medidas: “El dialogo y, subsidiariamente la aplicación del 155, mucho antes del 27 de octubre, cuando ya se habían consumado hechos que, imparablemente conllevaban responsabilidades de carácter penal.

Mariano Rajoy, tiene un “Máster como especialista en despejar los problemas, sin hacer nada para resolverlos”. Por eso, con esa estrategia  ha terminado por perder hasta los atributos que son propios del Gobierno. Y ni él, ni su Gobierno, tienen ya ninguna posibilidad de maniobrar ante los múltiples problemas que tenemos los españoles. Han vaciado de facultades al Gobierno, y por su estrategia de irresponsabilidad perpetua, se merece que los españoles le pidamos la “DIMISIÓN YA”.

El Independentismo ha hecho mucho daño a Cataluña y al conjunto del País, pero yo estoy plenamente convencido que el Gobierno de Mariano Rajoy no puede remediar el desastre político, económico y social que han provocado sus incapacidades políticas manifiestas desde que gobierna.

Pero también lo estoy convencido de que el Constitucional, y los Tribunales significativamente el Tribunal Supremo y el Juez Llarena manejando jurídicamente la crisis, harán un enjuiciamiento efectivo de responsabilidades y tomaran dos decisiones muy interesantes y que tendrán los efectos por la “Sanción y la Disuasión” . Ya que las sentencias que se dicten, sienten un precedente infranqueable a nuevas aventuras segregacionistas.

  • Currently 5.00/5
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
Puntuación: 5.0/5


RSS elperiodic.com Comunidad Valenciana
Facebook elperiodic.comTwitter elperiodic.com
Amb la col·laboració de la Consellería d'Educació, Investigació, Cultura i Esport. Generalitat Valenciana.

Avís Legal | Publicitat | Correu

 
Actualmente está en la versión en Valenciano de "elperiodic.com".
Si desea cambiar a la versión en Castellano, puede hacerlo pulsando en la bandera.

Actualment està en la versió en valencià de "elperiodic.com".
Si desitja canviar a la versió en Castellà, pot fer-ho fent click a la bandera.



No mostrar de nuevo este mensaje
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Si continua navegando estará aceptando su uso.
OK
Versión Móvil