-El ministro Wert y la segregación en la escuela por razón de sexo :: La Palestra :: elperiodic.com

Versión Clásica
Martes 30 de agosto de 2016 |
google
elperiodic.com
Edición Comunidad Valenciana
La Palestra
La Palestra
Carme Santamaría - Secretaria Igualdad PSPV-PSOE Castelló
Añadir "La Palestra" a mi lector RSS

El ministro Wert y la segregación en la escuela por razón de sexo

29/08/2012
recomendar
a mis favoritos
disminuir letra
aumentar letra
comentar

El ministro de Educación, Cultura y Deporte, José Ignacio Wert, anunció la semana pasada cambios legislativos para que los centros concertados que separen al alumnado por sexos puedan seguir siendo subvencionados, después de que el Tribunal Supremo dictara en sendas sentencias sobre dos centros de este tipo, Elchato en Sevilla y el colegio Torrevelo en Cantabria, que las ayudas públicas son «incompatibles» con la Ley Orgánica de Educación vigente desde 2006. Esta normativa aprobada por el Gobierno de Rodríguez Zapatero prohíbe cualquier tipo de discriminación, incluida por razones de sexo, en los centros subvencionados. En España existen cerca de 70 de estos centros que reciben fondos de las distintas comunidades en este momento. La mayoría de ellos están vinculados al Opus Dei.

Hay que dejar claro que no se pone en duda legitimidad del sistema de educación diferenciada; cuestión distinta es que a partir de la entrada en vigor de la Ley Orgánica 2/2006 sea posible que esos centros privados puedan tener la condición de concertados, cuando expresamente en el régimen de admisión del alumnado se prohíbe la discriminación por razón de sexo.

El ministro Wert ha declarado que «respeta» la sentencia, pero que no la comparte. No estaría de más recordarle al ministro Wert, que no está aquí para dar su opinión sino para hacer cumplir la Ley, le guste o no, ni para modificarla para según los intereses de quienes sirve.

La posición mantenida por el ministro Wert, hace pensar, una vez más, que nos acercamos, progresivamente, al modelo educacional del franquismo. Wert, como Gallardón, no disimula que sirve a los fines del Opus Dei ya que parece obsesionado con favorecer la enseñanza privada ultracatólica y si una sentencia del tribunal supremo no le satisface, pues se cambia la ley para satisfacer sus objetivos, algo absolutamente inaceptable y antidemocrático.

En la Comunitat Valenciana, son tres los centros que se concentran en la provincia de Valencia, El Vedat (Torrent), Vilavella y Guadalaviar, otros dos en la provincia de Alicante, los colegios Altozano y Aitana, y otro par en Castellón, los centros de Miralvent y Torrenova, en Betxí, ambos vinculados al Opus Dei. Unos centros que incumplen la (LOE) al realizar una discriminación en la matriculación por motivos de sexo. La Generalitat ya ha manifestado mantendrá las ayudas a los colegios que segregan a los alumnos por sexo, puesto que considera que las sentencias del Tribunal Supremo en Cantabria y Andalucía no afectan a la Comunitat Valenciana, algo totalmente descabellado cuando la Ley Orgánica de Educación tiene carácter estatal.

Después de que el PP haya llevado a cabo los recortes más brutales en educación desde la restauración de la democracia, el mantenimiento de estas subvenciones para colegios elitistas, donde los padres del alumnado tienen por lo general un nivel adquisitivo alto, nos parece una obscenidad y una burla a los españoles, que ven como se destruye su sistema educativo público y universal, mientras se destinan sus impuestos a mantener centros educativos en los que se fomenta una educación para ricos y pobres, para hombres y mujeres, en definitiva, una educación desigual que lleva a una sociedad desigual, sin derechos universales para la ciudadanía.

Las personas vivimos en sociedad y educar según el sexo sólo sirve para marcar aún más las diferencias que la cultura impone. La escuela diversa y heterogénea es la que representa el tipo de mundo donde los niños van a vivir. Hay que recordar que la que la educación no sólo enseña conocimientos, sino también convivencia y valores. Educar separadamente solo tiene sentido si se parte de la idea de que cada sexo ha de tener una distinta función social, y, por lo tanto, de que mujeres y hombres no deben gozar de las mismas posibilidades.

Después de los reiterados ataques del PP contra la mujer con la eliminación de la conciliación familiar en la reforma laboral, la eliminación de los derechos a las cuidadoras de dependientes, la anunciada reforma de la Ley del Aborto, donde se les niega a las mujeres su derecho a decidir libremente sobre su maternidad, es inaceptable el fomento de una educación que favorece la desigualdad y el retroceso para las mujeres.

Todos los planes de Igualdad aprobados por los diversos gobiernos españoles han incluido como objetivo fundamental la coeducación y la educación en igualdad para avanzar en todos los ámbitos de la sociedad, y por mucho que se empeñe el ministro Wert, la educación segregada es discriminatoria, es equivalente a la discriminación étnica, religiosa o racista y bajo ningún concepto debe ser sostenida con fondos públicos.

Más artículos de La Palestra
29/08/2016 - Robert Raga - Alcalde de Riba-roja de Túria
Protegir el Parc del Túria
 
27/08/2016 - Joan Francesc Peris - Portavoz de Els Verds
Las trampas a la democracia participativa o por qué hace falta una ley autonómica abolicionista de los festejos taurinos
 
15/08/2016 - Nicolau Calabuig - Compromís La Vall d´Albaida
Dames i cavallers: un any del canvi valencià!
 
27/07/2016 - Nacho Lledó - Ciudadanos Xàtiva
Cuando alguien sin vergüenza alcanza el poder
 
22/07/2016 - Joan Francesc Peris - Els Verds Gandia
Inviable
 
21/07/2016 - Carles Mulet - Senador de Compromís
De llengües i estar
 
  • Currently 0.00/5
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
Puntuación: 0.0/5

Publicidad

RSS elperiodic.com Comunidad Valenciana
Facebook elperiodic.comTwitter elperiodic.com
Aviso legal | Publicidad | Correo

 
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Si continua navegando estará aceptando su uso.
OK
Versión Móvil