-Camps, Rambla y el Plan Desconfianza :: Castellón Capital :: elperiodic.com

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las 'cookies'. Sin embargo, puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.
Acepto     Más información
rss facebook twitter Canal elperiodic.com youtube  lasprovincias.es
Jueves 30 de octubre de 2014 |
google
elperiodic.com
Edición Comunidad Valenciana
Columna de opinión
Castellón Capital
Castellón Capital
Por Juan María Calles
Añadir "Castellón Capital" a mi lector RSS

Camps, Rambla y el Plan Desconfianza

02/09/2009
recomendar
a mis favoritos
disminuir letra
aumentar letra
comentar

La Generalitat Valenciana está condenando a Castellón a la crisis. Desde que el pintiparado Francisco Camps anunciara la puesta en marcha del Plan Confianza, en su discurso de Año Nuevo, no ha llegado a las arcas del Ayuntamiento de Castellón ni un céntimo de euro. Esta debe ser la manera especial con que el Partido Popular afronta los malos momentos de la economía: con pasotismo y con desprecio a Castellón. Con el Plan Desconfianza. Porque ya me dirán de qué manera se piensa crear riqueza y activar el empleo si no es con el presupuesto de la Generalitat puesto al servicio de la economía productiva, de las empresas, de los trabajadores y de los autónomos de la Comunitat Valenciana, en general, y de Castellón, en particular. Sin dinero no hay paraíso.

El miniajuste del Consell que ha propiciado el amiguito del alma del Bigotes (y otras yerbas de mal crecer) es otra bofetada en la cara que el amilanado Camps nos pega a los sufridos castellonenses. El vicepresidente Vicente Rambla, que ha puesto la cara al NO-DO de la política valenciana en los últimos años, ha sido desterrado a la Conselleria de Industria e Innovación. La esperanza es lo último que se pierde, pero ¿se puede esperar algo de quien ha coordinado la gestión del Consell, hasta el día de hoy, sin ningún éxito que anotarse en su currículo? Si ha sido incapaz en el pasado, es posible que siga enfangándose en la ineficacia en el proceloso futuro.

Rambla tiene la enorme responsabilidad de echar una mano salvadora a la industria cerámica, un sector que vertebra la economía provincial. Un reto que le obliga a demostrar experiencia, imaginación e iniciativa, cualidades de las que no goza el Gobierno autonómico de más bajo perfil político que sufre la Comunitat Valenciana desde 1983. El vicepresidente Rambla tiene la ocasión perfecta de demostrar su ADN castellonero y mirar hacia esta provincia, hacia esta capital, para impulsar políticas que nos devuelvan a la senda de progreso. Sólo con el esfuerzo solitario del Gobierno de España no será posible acabar con la crisis. Castellón quiere lo que Camps prometió y lo que el Consell nos debe. Y eso es lo que pedimos los socialistas.

Más artículos de Castellón Capital
Comparta este artículo
  • Currently 2.99/5
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
Puntuación: 3.0/5
No hay comentarios en el artículo

Si deseas registrar tu nombre e imagen en los comentarios haz
click aquí
Publicidad
Publicidad
Opinión
27/10/2014 - Piedras vivas
El católico y la política
29/10/2014 - El Raconet Blau
Hecha la ley ¿Hecha la trampa?
27/10/2014 - Moda e Imagen
Todo sobre los jeans
27/10/2014 - Picos Pardos
Presupuestos participativos
27/10/2014 - Columna de Michel
Sistemas neocapitalistas ex comunistas
24/10/2014 - El mirador de l’Alcora
Plusvalías
26/10/2014 - Solo es una opinión, Ud. perdone
Señor Rajoy, salga usted de su torre de marfil
21/10/2014 - Perdone que no me levante
¿Exceso de celo o falta de empatía?
28/10/2014 - La Palestra
Política y futuro
21/10/2014 - Camins de l´Alcora
A pie por el secano Alcalatén
24/10/2014 - En busca de la verdad
La cruda realidad
26/10/2014 - Al fondo a la derecha
Ay sí, hombre sí; no hay como morirse
Más noticias de hoy en la Comunitat Valenciana
Humor
Ditalulling