Diumenge 22 de Octubre de 2017

-La factoría Rubalcaba :: El desahogo semanal :: elperiodic.com

Versió Clàsica
Edició
El desahogo semanal
El desahogo semanal
Por Miguel Barrachina

La factoría Rubalcaba

13/08/2012
4 comentarios
a mis favoritos
disminuir letra
aumentar letra
comentar

Escribo este artículo bajo la atenta mirada de una pequeña escultura de un perro guía que me regalaron representantes de la Fundación Once por haber incluido en la normativa valenciana a su fiel amigo, objeto que conservo junto a otros recuerdos de personas sordas, terapias ecuestres y otras que me acompañan desde hace años, y que están presentes cuando leo esta semana a un columnista provincial apellidado Velasco me afirma que soy anodino, insensible y “con un deje de nazismo”.

He recibido también varios correos, que conservo, y les desean a mis dos hijos, y a mi “maldito hijo de ,,,, del PP”, una serie de maldades que prefiero no reproducir.

He respondido uno a uno a todos los correos, y además respeto su deshago que es la consecuencia lógica de la invención de Francesc Colomer, que tras otro pleno esquivo con sus intereses envió una nota de prensa, con el creativo titular de “Barrachina desprecia a la discapacidad” y llama a las personas con discapacidad “los del carrito”.

Ambas afirmaciones son falsas, cité dos veces la palabra “carrito”, que es término habitual en el ámbito de la discapacidad, en referencia a la abusiva presencia de cargos del PSOE en una manifestación de la que dije, literalmente, que “…no sólo tienen derecho es que tienen razón todas las personas con discapacidad, sus familias y quienes les ayudan, tienen razón a pedirnos todo lo que ellos estimen conveniente, tienen razón.”

Sin embargo al portavoz socialista, como buen empleado de la factoría Rubalcaba, la verdad nunca le estropea un buen montaje. La mejor expresión de esta forma de hacer política es la web del PSOE de mi pueblo, dirigida por un ilustre matrimonio y su periodista, que sobre esta artificial polémica llega a escribir “al margen de las palabras parecía cuestionarse la capacidad de las personas en situación de dependencia para exponer libremente sus opiniones pronunciadas”.

Es fantástico, “al margen de las palabras”, el socialismo no juzga lo que dices o haces sino lo que cree que por el bien de su interés electoral deberías pensar, inaudito.

El PSOE extrema sus posiciones para hacer olvidar cuanto antes un pasado inmediato que no solo arruina nuestro presente sino que condiciona nuestro futuro, el de todos, especialmente el de las personas que más ayuda necesitan y con las que juegan maliciosamente.

  • Currently 2.98/5
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
Puntuación: 3.0/5

Actualmente está en la versión en Valenciano de "elperiodic.com".
Si desea cambiar a la versión en Castellano, puede hacerlo pulsando en la bandera.

Actualment està en la versió en valencià de "elperiodic.com".
Si desitja canviar a la versió en Castellà, pot fer-ho fent click a la bandera.



No mostrar de nuevo este mensaje
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Si continua navegando estará aceptando su uso.
OK
Versión Móvil