28 de noviembre de 2020 28/11/20

Enrique Ortí lleva a la Fiscalía las irregularidades en la gestión del agua del gobierno de PSOE y EU

Enrique Ortí lleva a la Fiscalía las irregularidades en la gestión del agua del gobierno de PSOE y EU - (foto 1)

    El alcalde de Xirivella, Enrique Ortí, ha presentado hoy en la Fiscalía Provincial de Valencia Sección de Delitos Económicos y Contra la Corrupción las supuestas irregularidades en la gestión del agua del gobierno de PSOE y EU, detectadas por informes jurídicos e informes de técnicos municipales. Entre estas irregularidades figura el incremento en el recibo del agua que pagan los vecinos desde el 2008 para hacer frente a unas obras por valor de 838.134€ de las que, según informes técnicos municipales, no se tiene constancia formal de que se hicieran.

    El pasado mes tuvo lugar un pleno extraordinario convocado por el alcalde Enrique Ortí para hacer públicos los informes, tanto de técnicos municipales como de juristas externos, sobre la gestión del servicio de agua y saneamiento realizada durante los gobiernos del PSOE y EU. En estos informes se señalan irregularidades y actuaciones “no ajustadas a derecho” que fueron realizadas cuando el PSOE y EU estaban al frente del gobierno municipal.

    Finalmente, el pleno con los votos a favor del PP y Compromís, aprobó realizar cuantas acciones sean necesarias para esclarecer los hechos y reconducir la situación irregular. Por su parte, los dos partidos que gobernaban cuando sucedieron los hechos, PSOE y EU, votaron en contra de que la Justicia aclare todas las irregularidades detectadas, incluida la de si las obras por importe de 838.134€, que se incluyeron en 2008 en la tarifa del agua, fueron efectuadas y, en tal caso, si se hicieron cumpliendo con la legalidad.

    Por ese motivo, ante la posibilidad de que puedan encuadrar hechos susceptibles de infracción penal, teniendo en cuenta que de los hechos pudieran haberse dado perjuicios para el municipio, para los consumidores y para los ciudadanos se ha puesto en conocimiento de la Fiscalía los hechos que figuran en todos los informes tanto de juristas externos como de los técnicos municipales, dónde todos hablan de las irregularidades realizadas en la gestión del servicio de agua y saneamiento durante la etapa de gobierno del PSOE y EU.

    El alcalde explicó en el pleno, que convocó con motivo del agua, que “en el 2012 nos encontramos con la punta del iceberg de este asunto. Nos ha costado mucho tiempo recabar toda la información y finalmente los técnicos municipales han confirmado que la gestión del agua llevada a cabo durante el gobierno del bipartito está llena de irregularidades”.

    El proceso se remonta al 2006 fecha en la que la empresa, que se encarga de la gestión del servicio de agua y saneamiento en Xirivella, Aigües de l'Horta, presentó un listado de obras que fueron ejecutadas, al parecer, entre 2000 y 2004 y que ascienden a 838.134 euros, cerca de 150 millones de las antiguas pesetas. Obras que, en algunos casos, nada tienen que ver con la prestación del servicio de agua y saneamiento, sino con obras en parques, jardines o acequias.

    PSOE y EU aprobaron en 2007 en un pleno, con el voto en contra del PP que estaba en la oposición, un incremento en la tarifa del agua, que suponía el pago por parte de los vecinos de esas supuestas obras. En ese pleno, y sin tener la competencia legal para hacerlo, PSOE y EU aprobaron esa tarifa por un periodo de 10 años, es decir, del 2008 al 2018 los vecinos irían pagando en sus recibos las obras.

    Sin embargo, según los informes de los técnicos municipales, no hay constancia documental en el Ayuntamiento de la realización de esas obras por las que los vecinos están pagando en sus recibos, ni informes técnicos sobre las mismas. Además, tampoco consta en registro documentación oficial que justifique o demuestre que estas obras fueron encargadas y autorizadas de manera formal.

    Además, según los técnicos municipales, en el caso de que las obras se hubieran hecho, el entonces gobierno formado por el PSOE y EU no podía haber aprobado un incremento en la tarifa de agua ya que no tenía potestad para ello, al estar esta competencia delegada al Consorcio de Aguas de l’Horta.

    Por otra parte, los informes se muestran muy claros en lo referente a la posible realización de las obras. No hay constancia oficial de las mismas en el Ayuntamiento, pero en el caso de que las obras se hubieran realizado, se hicieron evitando los principios de publicidad, igualdad y concurrencia, que rigen la contratación administrativa, lo que supondría que se eludió la licitación de posibles contratos de obras.

    Según el alcalde, Enrique Ortí, “en aquel pleno del 2007 los dos partidos en el gobierno no presentaron ninguna relación de las facturas que iban a incluir en la tarifa, ni se identificaron las obras, ni se aportó cuadro alguno de amortizaciones; es decir, actuaron con total opacidad, sin ofrecer información alguna a la oposición”.

    El alcalde popular explicó que “el PSOE y EU aprobaron en el 2007 que se pagaran unas obras de las que no existía ni presupuesto, ni encargo, ni proyecto, ni certificación formal y cuya decisión ha hecho que todos los vecinos estén pagando desde el 2008 en sus recibos por unas obras que no se ha podido acreditar de manera oficial que estén realizadas”.

    Enrique Ortí considera que “es necesario adoptar cuantas medidas legales sean necesarias para reconducir la situación que está afectando directamente a los vecinos del municipio y velar por los intereses de los vecinos”.

    Subir