elperiodic.com
SELECCIONA IDIOMA
Valencià

El alcalde de Xirivella pide “control y moderación” en la celebración de las festividades locales

El alcalde de Xirivella pide “control y moderación” en la celebración de las festividades locales - (foto 1)
  • Pese a la suspensión de los festejos, el Ayuntamiento teme que los encuentros privados provoquen nuevos brotes

MÁS FOTOS
El alcalde de Xirivella pide “control y moderación” en la celebración de las festividades locales - (foto 2)
El alcalde de Xirivella pide “control y moderación” en la celebración de las festividades locales - (foto 3)
El alcalde de Xirivella pide “control y moderación” en la celebración de las festividades locales - (foto 4)

El alcalde de Xirivella, Michel Montaner, ha enviado a través de los canales de difusión municipal y sus perfiles en redes sociales una carta abierta a la ciudadanía en la que alerta del riesgo de rebrotes durante la celebración de las festividades locales. Tradicionalmente, Xirivella organiza sus fiestas mayores entre el 30 de agosto y el 9 de septiembre, alcanzando su punto álgido con la Nit de les Figues, víspera de la Virgen de la Salud. El gobierno municipal, que anunció la suspensión de los festejos de este año durante el estado de alarma, teme que los encuentros privados masivos puedan convertirse en focos de potencial contagio.

En su carta, Montaner pide “control y moderación” a la vez que conmina a “no bajar la guardia” en unos días tan señalados para la población. “El virus no entiende de desagravios ni de desquites puntuales. Allá donde encuentra un resquicio, un momento de relajación, entra y expande sus tentáculos”, refiere el edil para solicitar a continuación que en los encuentros sociales o familiares se combine “el espíritu de celebración con el cálculo del riesgo” inherente a estas reuniones. Montaner concluye así: “Doce meses, incluso con privaciones jamás imaginadas, pasan volando. En cambio, las secuelas de un mal contagio pueden permanecer toda la vida.”

De cara al fin de semana, cuando se prevé que se multipliquen los encuentros de todo tipo, el Ayuntamiento ha previsto reforzar el dispositivo policial de vigilancia. También se habilitará la megafonía móvil para recordar que, como norma general, no están autorizadas las ocupaciones de vía pública. No se permitirán paellas o barbacoas a la puerta de casa, ni cortes de calle, ni ocupaciones de calzada para el montaje de mesas. Y por supuesto, se velará por el cumplimiento de horarios y aforos en hostelería y por la estricta prohibición de los botellones. “Es duro sustituir la diversión por la prohibición”, reflexiona el concejal de Seguridad, Vicent Sandoval. Y añade: “Esperamos que la gente acate las normas y entienda que las cifras de contagio en Xirivella nos urgen a tomar medidas para evitar propagaciones innecesarias; ya habrá tiempo de celebraciones cuando pase la pandemia.”

Subir