18 de julio de 2019 18/7/19

Feligreses achican agua con cubos en las parroquias de Jávea tras registrar lluvias de más de 300 litros por metro cuadrado

Feligreses de las parroquias de San Bartolomé Apóstol y de Nuestra Señora de Loreto de Jávea, en la que se superaron los 300 litros de agua por metro cuadrado entre el pasado domingo y lunes, han estado achicando agua con cubos durante las dos últimas jornadas.

En el caso de San Bartolomé, además, el templo desarrolla en la actualidad un proyecto para la rehabilitación de cubiertas y reparación de grietas ante las goteras y constantes filtraciones de agua que registra especialmente en días de lluvia intensa.

La parroquia ya cuenta con la aprobación de la Conselleria para la ejecución de un plan de intervención en las cubiertas y está en proceso de tramitar el resto de permisos y financiación, según el párroco Salvador Torrent, que ha indicado que, probablemente, esté todo listo para empezar las obras después del verano.

Aunque las intensas lluvias registradas en las últimas horas “no han provocado desperfectos serios”, sí resulta necesario acometer esta reparación, para cerrar grietas y goteras, impermeabilizar bien la zona, y así evitar el deterioro del templo y las filtraciones”. La iglesia de San Bartolomé está situada en la plaza de la iglesia de Jávea y data en su origen del siglo XIV.

Por su parte, feligreses de la parroquia de Nuestra Señora de Loreto de Jávea han achicado agua con varios cubos después de que entrara en el templo por las intensas lluvias aunque “no ha habido ningún desperfecto y las celebraciones han tenido lugar con normalidad y sin incidentes”, según el párroco, Fernando Mañó.

De igual forma, las lluvias han afectado a algunas parroquias de Dénia, como en la pedania de La Xara, cuyo párroco, Juan Gavilá, indica que la nave central se llenó toda de agua debido a la obstrucción de los desagües, pero como cuenta con pavimento hidráulico ha sido ya absorbida.