23 de octubre de 2020 23/10/20

Amjasa ofrece un taller de jardinería mediterránea

Amjasa ofrece un taller de jardinería mediterránea - (foto 1)
    MÁS FOTOS
    Amjasa ofrece un taller de jardinería mediterránea - (foto 2)
    Amjasa ofrece un taller de jardinería mediterránea - (foto 3)

    La xerojardinería es planificar un jardín bajo el criterio de realizar un uso racional del agua. En estos jardines, como es el caso del típico jardín mediterráneo, no predominarán las grandes extensiones de césped  (este es el principal consumidor de agua, llevándose el 70% del riego) y se descartarán las flores o plantas exóticas que requieren mucha agua.

    Dentro de sus acciones para promover un consumo más racional de los recursos hídricos, la empresa municipal de aguas de Xàbia –Amjasa- ofreció ayer un taller de jardinería sostenible y mediterránea. La intención era dar las claves para lograr un jardín verde, bonito y con flores todo el año, pero con un consumo mucho menor.

    La acción formativa, dirigida a jardineros del municipio, contó con los consejos de los responsables de la empresa local Biojardin Sostenible, quienes explicaron algunas opciones para sustituir el césped como las plantas tapizantes (como Juniperus o rosmarinus), las gravas o áridos, o las cortezas de pino o pavimentos. O la idoneidad de integrar otros elementos como pérgolas, estanques o bancos.

    También las ventajas de plantar especies autóctonas, además del menor consumo de agua, como son la menor necesidad de abonos, mayor resistencia a las inclemencias del tiempo o la utilidad de estas plantas tanto en usos medicinales como culinarios, entre otros. Y sobre todo, se incidió en la necesidad de concienciarse de que las plantas invasoras son la 2º causa de pérdida de biodiversidad a nivel mundial.

    En el taller, organizado dentro de las acciones propuestas en el Observatori del Aigua, también se conoció el ejemplo del jardín de l’Albarda (en Pedreguer), una experiencia “demostrativa” de la organización Fundem que- en una superficie de 50.000 m2, cuenta con más de 700 especies de plantas autóctonas, algunas de ellas endémicas. Un jardín que muestra la gran diversidad de nuestra flora, que destaca por su belleza en cada una de las estaciones, y que está gestionado con los más estrictos criterios de sostenibilidad.

    Además de su gran biodiversidad botánica, l'Albarda es también una reivindicación cultural y de identidad propia, puesto que recrea los antiguos jardines renacentistas valencianos, influenciados por todas las culturas que han dejado su huella en la zona, como iberos, fenicios, romanos, cartagineses o árabes, entre otros.

     

     

     

     

    Subir